Mislata da luz verde al presupuesto con un incremento del 12% en gasto social

El Ayuntamiento de Mislata aprueba por pleno los presupuestos para 20016El Ayuntamiento aprueba por pleno los presupuestos para 20016

El Ayuntamiento de Mislata ha aprobado, en sesión plenaria, el presupuesto municipal para el ejercicio 2016, cuyas cifras totales ascienden a 26.942.442,12 euros. El gobierno de Carlos Fernández Bielsa ha defendido su propuesta económica, que ha sido aprobada con los 15 votos a favor de PSOE y Ciudadanos, la abstención de  Compromís y los cinco votos en contra del PP. Para el alcalde de Mislata, las cuentas de este año “siguen dibujando el perfil social de un gobierno que prioriza las políticas dirigidas a las personas y consolidan la estabilidad económica del Ayuntamiento, avalada por cuatro años de remanentes positivos y por la reducción de la deuda a la mitad”.

La concejala de Hacienda, María Luisa Martínez Mora, ha sido la encargada de defender la gestión económica del gobierno municipal y ha calificado los presupuestos de “coherentes, responsables y eficientes”. En cifras totales, el mayor incremento de gasto público volverá a estar en las ayudas sociales y el resto de programas del área de Bienestar Social, que se incrementa de nuevo en un 12,38% respecto al presupuesto anterior. Sin contar los gastos de personal, las políticas sociales dirigidas a las familias más necesitadas asciende ya a 2.709.614,09 euros, la cifra más alta destinada nunca por el Ayuntamiento de Mislata.

Además del gasto social, el gobierno municipal también ha presupuestado importantes incrementos en otras áreas, como Educación, que aumenta un 36,66% por las ayudas para los libros de texto; Cultura, que sube por la recuperación de la Bienal; Deporte, con un 24,22% más de presupuesto, o Juventud, que ve incrementada su partida en un 81,94% al centralizar parte de la gestión del nuevo centro sociocultural La Fábrica y poner en marcha nuevos programas juveniles. Las principales reducciones del gasto público vienen por la renegociación de los contratos públicos y la municipalización de servicios, como el de la recogida de residuos.

Más allá de las partidas de ingresos y gastos, Martínez ha defendido la solvencia de las arcas públicas, asegurando que los presupuestos aprobadas “cumplen con el objetivo de estabilidad presupuestaria y dejan los indicadores de capacidad de financiación y ahorro neto en positivo”. Todo ello es posible gracias al plan de reducción de la deuda municipal, que este año pasará de los 23.463.115,00 euros a los 20.784.978, 90 euros, lo que supone dejar prácticamente a la mitad los cuarenta millones de deuda que el Ayuntamiento alcanzó en 2011 tras el gobierno del PP.