Bautizos y funerales civiles en la localidad valenciana de Riba-roja

noticiaBautizos y funerales civiles en la localidad valenciana de Riba-roja

Bautizos y funerales civiles en la localidad valenciana de Riba-roja y es que el pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria en Valenccia ha aprobado un reglamento que regula la celebración de bautizos y funerales civiles en la localidad con el objetivo “de aumentar los derechos civiles de los habitantes y dar respuesta al incipiente aumento de la demanda de este tipo de celebraciones por parte de los vecinos”.

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria (Valencia) ha aprobado un reglamento que regula la celebración de bautizos y funerales civiles en la localidad con el único objetivo “de aumentar los derechos civiles de los habitantes y dar respuesta al incipiente aumento de la demanda de este tipo de celebraciones por parte de los vecinos”. La propuesta de que se pueda celebrar los bautizos y funerales civiles salió adelante con los votos a favor del equipo de gobierno (PSPV, Compromís y Esquerra Unida) y de Ciudadanos mientras que el PP y Riba-roja Podem votaron en contra de que se puedan celebrar los bautizos y funerales civiles, según ha informado el consistorio en un comunicado. La propuesta del gobierno municipal de Riba-roja aprobada en el pleno permitirá que diversos locales municipales se puedan utilizar desde ahora para llevar a cabo las celebraciones civiles contenidas en el reglamento que regula “el protocolo y el procedimiento necesario para estas ceremonias que soliciten los ciudadanos y posibilitar la constancia de su compromiso público con la comunidad a la que pertenece y en su ámbito familiar“, según se argumenta en el texto del reglamento.

La resolución plenaria comprende los cuatro tipos de ceremonias civiles que se podrán celebrar a partir de ahora en las dependencias municipales: nacimiento, compromiso ciudadano, la ceremonia de matrimonio civil y la despedida civil. Todas estas celebraciones tendrán lugar en los locales públicos habilitados para ello: el salón de plenos, el castillo de Riba-roja y “cualquier otro espacio municipal contenido en la correspondiente ordenanza que regula este tipo de actos”, ha añadido. El primero de los actos está destinado a los nacimientos como “bienvenida a la comunidad de un nuevo ciudadano con plenitud de derechos y las correlativas obligaciones con la propia comunidad a la que se pertenece y la asunción por sus padres o tutores de su compromiso en la formación y en el cumplimiento de los valores cívicos”. Los requisitos para optar a esta acogida ciudadana son estar empadronado en Riba-roja y ser menor de 18 años. La siguiente ceremonia civil regula el “compromiso ciudadano” como “exteriorización pública y renovación por parte del ciudadano mayor de edad del compromiso efectuado por sus padres en el acto de acogida ciudadana, de participar y contribuir y potenciar las buenas prácticas ciudadanas y en los valores de la ética civil, como sentimiento de pertenencia, valores locales, humanidad, dignidad, libertad, igualdad, solidaridad, tolerancia, participación, democracia y paz”. Los requisitos son ser vecino de Riba-roja y ser mayor de 18 años. Las ceremonias de matrimonio civil también se regulan en el reglamento aprobado por el pleno como fase “previa a la tramitación y obtención ante el juzgado de la autorización necesaria y la delegación en alcaldía para la celebración del acto”. Para ello, los contrayentes deberán aportar en el Ayuntamiento una autorización del juzgado con el expediente matrimonial y el documento como vecino del municipio. Como complemento a los matrimonios civiles se han dispuestos otros supuestos de celebraciones como la renovación del compromiso matrimonial “con motivo de aniversarios de ceremonias de matrimonios para la renovación de su compromiso y constancia en la sociedad”. Los contrayentes podrán efectuar la manifestación de su compromiso con valores democráticos “con motivo de su incorporación a la comunidad de Riba-roja, procedente de otro municipio o país”. Por último, también está prevista una ceremonia civil para los fallecimientos, denominada “despedida civil”, como ejemplo de “exteriorización pública de la despedida de un ciudadano de la comunidad a la que pertenece ya desde su nacimiento o bien en el momento de su fallecimiento y para honrar su recuerdo”. Este acto podrá ser realizado de forma pública o a puerta cerrada, en función de la petición de los familiares del fallecido. El único requisito para optar por esta celebración es ser vecino de Riba-roja. El concejal de participación ciudadana, Rafael Gómez, ha manifestado que con la puesta en marcha de las celebraciones civiles “cubrimos un espacio que hasta ahora no se podía llevar a cabo al mismo tiempo que damos respuesta a la demanda creciente de una parte de la población y aumentamos los derechos de todos los vecinos”.