Catarroja firma un convenio con la UPV para diseñar propuestas urbanísticas

Firma del convenio con la Universitat Politècnica de ValènciaFirma del convenio con la Universitat Politècnica de València

El alcalde de Catarroja, Jesús Monzó, y el rector de la Universitat Politècnica de València, Francisco Mora, han firmado un convenio de colaboración entre el Consistorio y la Escuela Técnica Superior de Arquitectura para que los alumnos de la facultad aporten mejoras urbanísticas y paisagistas para la localidad. Al acto, también han asistido el regidor de Urbanismo, Martí Raiga, y el profesor del departamento de Urbanismo, Adolfo Vigil.

Con este acuerdo, Catarroja será objeto de estudio por los alumnos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universitat Politècnica de València. Cerca de 300 estudiantes trabajarán en proyectos académicos para mejorar el centro histórico, la fachada oeste, la unión de la población con l’Horta y la Albufera, el Puerto, el barranco y el polígono industrial, entre otros aspectos.

Con la aplicación de las bases del convenio, el municipio será objeto de estudio, en diferentes trabajos, por alumnos de segundo, tercero y cuarto curso. En concreto, se trabajará en las asignaturas de Urbanística , en el Taller de Urbanismo y Paisajes, y en la de Construcción, Arquitectura y Urbanismo Industrial del Máster en Ingenieria Industrial.

Los estudiantes de la Universitat Politècnica de Valància aportarán sugerencias para darle un mayor protagonismo al centro histórico, en concreto trabajarán con la plaza de la ‘Llotgeta’, la calle de la Iglesia o la plaza Vieja. También intentarán mejorar el aspecto de la fachada oeste de la población que comunica con la CV-400 y la huerta.

Varios puntos de estudio acordados en el convenio

Otro de los puntos objeto de estudio será la conexión del municipio con el Puerto y l’Horta. Los alumnos tratarán de potenciar la unión entre el centro urbano y estos espacios tan emblemáticos. En cuanto al Puerto, también aportarán propuestas para la zona que ahora está destinada a aparcamientos y para una de las orillas de la acequia .

Los estudiantes también trabajarán para hacer que el barranco se convierta en un corredor verde que una las poblaciones de l’Horta. En este sentido, se estudiará que el Camino Viejo de Russafa pueda convertirse en una arteria de unión entre los pueblos que van desde Valencia hasta Beniparrell. Ambas partes han mostrado su satisfacción por la importancia de este convenio, tanto para el municipio como para la institución académica.