Catarroja también retirará las placas con el nombre de políticos imputados

Inauguración de la piscina cubierta de Catarroja por Alfonso RusInauguración de la piscina cubierta por Alfonso Rus

El Ayuntamiento de Catarroja retirará las placas de edificios municipales que hayan sido inaugurados por cargos políticos imputados o condenados por corrupción. La Junta de Gobierno ha decidido revisar todas las placas de inauguración de la población y prescindir de aquellas en las cuales aparezcan los nombres de quienes estén relacionados con casos de corrupción.  En los próximos días se procederá a retirar la placa que conmemora la inauguración de la piscina cubierta de Catarroja en la cual aparece el nombre del anterior presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, investigado en la operación Taula. Rus inauguró las nuevas instalaciones de Las Barracas el 27 de noviembre de 2014, después de que la Diputación aportara una subvención de 100.000 euros.

Previamente, el pasado 16 de junio, con el cambio de gobierno, también se retiró la placa de la inauguración de las nuevas dependencias de la Policía Local, a la cual asistió el anterior conseller de Gobernación, Serafín Castellano, investigado por presuntas irregularidades en los contratos para la extinción de incendios.

No se harán inauguraciones
El actual equipo de gobierno de Catarroja, formado por Compromís  y PSOE, está preparando un código ético aplicable a los cargos públicos del consistorio que propondrá, entre otras cosas, prescindir de los actos de inauguración y, por lo tanto, dejar de colocar placas conmemorativas. El código ético también ha sido compartido con la oposición para consensuar las medidas.

Para el ejecutivo local, el trabajo “se hace día a día y da sus resultados, pero es la obligación de los cargos públicos elegidos en las urnas. No hay que hacer un ejercicio de exhibición política cada vez que se inaugura un edificio o cualquier otra instalación”.  “No toleraremos que el nombre de ninguna persona que esté vinculada con casos de corrupción esté en infraestructuras de nuestro pueblo. Esa época ya ha pasado y no queremos tener ningún símbolo que nos recuerdo a determinadas prácticas que han hecho tanto de mal a nuestras instituciones”, remarcan desde el Ayuntamiento de Catarroja.