El Ayuntamiento de Almussafes realiza diversas intervenciones en el colegio Pontet

El Ayuntamiento de Almussafes realiza diversas intervenciones en el colegio Pontet. El consistorio municipal ha aprovechado el verano para insonorizar el comedor, sustituir el parqué por baldosas en un aula, pintar las vallas de madera del patio y reparar unas grietas situadas en la cornisa de la zona situada junto al parque. Para llevar a cabo el proyecto, se han invertido alrededor de 15.000€.

Está previsto que tras estas obras en el CEIP Pontet el Equipo de Gobierno se reúna en breve con los responsables del CEIP Almassaf para que les trasladen sus necesidades y emprender los cambios que sean necesarios con el presupuesto disponible. Aprovechando el verano, con la ausencia de actividad que ello conlleva para un colegio, el Ayuntamiento de Almussafes ha realizado distintas actuaciones de mantenimiento en el Colegio de Educación Infantil y Primaria Pontet con el objetivo de resolver algunas deficiencias detectadas por el claustro de profesores.

Las empresas Aislamientos Valdur, Construcciones Copoví, Almain, Pinturas Olmos y Persianas Ramsal han sido la encargadas de efectuar las reformas, que han consistido en la insonorización del techo del comedor, la sustitución del parqué por baldosas en un aula, la reparación de unas grietas situadas en la cornisa de uno de los patios y la pintura de la valla de madera que separa los espacios del área de recreo y de la parte exterior de un lavabo situado en la zona de juegos de los alumnos de Educación Infantil, esta última con pintura de pizarra para aprovechar la pared como zona de escritura. Además, se han reparado algunas persianas. Las intervenciones, cuyo precio ha ascendido a alrededor de 15.000€, se han desarrollado durante los meses de julio y agosto y han sido sufragadas por el Ayuntamiento de Almussafes.

La insonorización del techo del comedor, que ha sido la intervención más importante realizada, y en el que comen cada día alrededor de 150 alumnos, se ha realizado instalando placas desmontables de escayola, en las que se ha insertado el nuevo sistema de iluminación. El suelo de una de las salas de tutoría infantil ha sido otra de las estancias que han sufrido cambios. En ella, el parqué estaba completamente deteriorado y ha sido necesario sustituirlo por el mismo tipo de pavimento que cubre todo el interior del colegio.

Para la directora del centro, Estefanía Pastor, “estas obras suponen una mejora en la calidad de nuestro trabajo y eso redundará en la calidad de los resultados y también en la salud de los alumnos, sobre todo en el caso de la insonorización del techo del comedor, donde a veces resultaba imposible estar debido al ruido”.

El concejal de Educación, Pau Bosch, asegura que “el Ayuntamiento ha realizado un gran esfuerzo para solucionar estas deficiencias y permanecerá siempre atento a las necesidades de los centros educativos de la localidad, nos tendrán siempre que haga falta para contribuir a la mejora del servicio ofrecido a los alumnos”.