El Cuartel de Bétera será punta de lanza de la OTAN en 2016

Cuartel General de BéteraCuartel General de Bétera

El Cuartel General de la OTAN ubicado en la localidad valenciana de Bétera (HQ NRDC-ESP) ha recibido este martes el relevo como Mando Competente Terrestre de la nueva Fuerza de Respuesta Aliada (eNRF) para 2016 durante un acto oficial celebrado en la base miliar Jaume I de este mismo municipio. De este modo, si los 28 miembros de la OTAN deciden a lo largo de este año activar esta nueva fuerza de respuesta aliada, que incluye una punta de lanza o Fuerza de Muy Alta Disponibilidad (VJTF) en base a la Brigada de Infantería Ligera ‘Galicia’ VII, será mandada por el cuartel .

Antes de recibir el mando terrestre de la nueva Fuerza de Respuesta Aliada (eNRF) el Cuartel General de Bétera superó la evaluación a la que fue sometido durante el ejercicio Trident Juncture 15, llevado a cabo en Zaragoza a finales del año pasado, para ser “el primero en mandar las fuerzas terrestres de la eNRF” durante 2016.

Esta nueva fuerza es parte del Plan de Respuesta Aliada frente a las nuevas amenazas aprobado en la Cumbre de Gales celebrada en septiembre de 2014, donde se decidió “mejorar la fuerza”, por lo que se le da el calificativo de nueva, en cuanto a efectivos y disponibilidad, según han explicado fuentes del Cuartel General de Bétera.

La eNRF verá incrementado en 2016 no sólo su número de efectivos, hasta llegar a los 15.000 en su componente terrestre, sino también los tiempos de reacción en caso de ser activada. Estos efectivos están conformados por brigadas multinacionales que serán las encargadas de cumplir la misión correspondiente ante cualquier amenaza que determine la OTAN. El tiempo de respuesta en estos casos está establecido en un máximo de cinco días.

El acto oficial de relevo de dicho mando se ha llevado a cabo durante una parada militar en la que el teniente general Rafael Comas Abad, Jefe del HQ NRDC-ESP, ha recibido el estandarte de la eNRF de manos del teniente general Volker Halbauer, jefe del cuerpo de ejército germano-holandés que ha ejercido dicho mando a lo largo de 2015.

Junto a Comas y Halbauer ha presidido esta ceremonia el Teniente General de los Estados Unidos (EEUU) John W. Nicholson, Jefe del Mando Terrestre de la OTAN. Asimismo, a ella han asistido diversas autoridades civiles y militares como el presidente de la Generalitat, Ximo Puig; el delegado de Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, y la alcaldesa de Bétera, Cristina Alemany.

La convocatoria para formalizar el citado relevo se ha iniciado con los honores correspondientes, tras lo que se ha dado novedades a la autoridad militar que ha presidido el acto, el Teniente General John W. Nicholson. A continuación, este último, junto a Rafael Comas y Volker Halbauer han pasado revista a la fuerza –una escuadra de gastadores, la banda militar y una compañía de honores– antes de pronunciar cada uno de ellos unas palabras.

La ceremonia ha seguido con la entrega del banderín de la nueva Fuerza de Respuesta Aliada, que guardará durante todo el año el Cuartel General de la OTAN de Bétera mientras ostenta su nueva responsabilidad. Posteriormente, y ante de finalizar el acto, se ha llevado a cabo un desfile ante las autoridades asistentes.

Tras el acto, el teniente general Rafael Comas ha señalado a los medios de comunicación que para la base militar de Bétera contar con esta nueva responsabilidad aliada “supone poner en el mapa de la OTAN unas capacidades que ofrece España y Bétera, en particular”, al tiempo que ha precisado que se trata de “capacidades de alta tecnología, de despliegue y de mando de las fuerzas terrestres” de esta organización internacional.

 

Comas habla de la “amenaza global”

Comas ha explicado que Bétera asume en este 2016 un “compromiso” para “cumplir las misiones de la Alianza frente a las amenazas que tenga, vengan de donde vengan”. “Independientemente de una operación real, lo que tendremos este año será una serie de ejercicios que empezarán a final de enero en España y que continuarán a lo largo del año en Polonia. Ése va a ser el calendario de trabajo establecido. Otra cosa distinta es que luego haya una operación nueva o cualquier cosa y que haya que llevar cabo un despliegue real”, ha manifestado.

Preguntado por si la nueva responsabilidad que adquiere el cuartel valenciano tiene algún añadido respecto al grado de alerta por amenaza terrorista, el teniente general ha comentado que no lo cree así y ha señalado que “la amenaza terrorista en general es una amenaza global a todos los países que forman parte de la Alianza”. Así, ha dicho que no cree que haya “un mayor o menor problema derivado de estar aquí o en otro sitio”.

“Hay otros muchos cuarteles generales de la OTAN que están envueltos en la preparación de este tipo de fuerzas y que están en distintos países. No creo que tenga una relación especial. Hasta hace diciembre estaba el germano-holandés y ahora nos toca a nosotros”, ha expuesto.

Respecto a las principales amenazas en la actualidad, Rafael Comas ha comentado que “todos los países de la OTAN que comparten una forma de vida, unas libertades y un Estado de Derecho tienen dos amenazas, ya definidas por los jefes de estado en la Cumbre de Gales” y ha precisado que “básicamente son en el este, la pretensión de algunos países de modificar fronteras internacionales por la vía de los hechos consumados y  en el flanco sur y oriente medio, todo lo derivado de la situación de DAES y las amenazas de terrorismo y desestabilización de estos países”.

Por otro lado, preguntado por el atentado registrado este martes en Estambul, ha reiterado que “la amenaza terrorista es una amenaza global”. Asimismo, sobre si el Cuartel General de la OTAN de Bétera tiene previsto seguir difundiendo su actividad entre colegios y otros colectivos, Comas ha manifestado que este recinto “trata de hacer una labor de difusión de la cultura de defensa” para dar a conocer “lo que hacen las Fuerzas Armadas o la Alianza en su conjunto”.