FGV mejorará el acceso a la estación de Valéncia Sud desde el aparcamiento gratuito de Metrovalencia

El Consejo de Administración de FGV traslada a Fiscalía y a Intervención General los informes sobre presuntas irregularidades entre 2000 y 2007El Consejo de Administración de FGV traslada a Fiscalía y a Intervención General los informes sobre presuntas irregularidades entre 2000 y 2007

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) acometerá este mismo año las obras de cerramiento del complejo de Valéncia Sud, en el que coexisten zonas de acceso público, como la estación de viajeros de las líneas 1, 2 y 7 de Metrovalencia, con zonas de acceso restringido, como los edificios de oficinas y los talleres.

La inversión de 220.445 euros, IVA incluido, tiene como principal objetivo limitar dichos espacios públicos y privados y así ordenar el flujo de viajeros que pueden acceder  a la estación de Valéncia Sud desde el aparcamiento que Metrovalencia facilita de manera gratuita a sus usuarios a la entrada de las instalaciones con 168 plazas.

– Una rampa y una escalera ordenarán el paso de los usuarios a los andenes por fuera de las dependencias de la empresa pública

– Se instalarán dos líneas de validación y equipamiento de seguridad y atención al cliente como cámaras e interfonos

De esta forma, se habilitará un paso al salir del aparcamiento para que los usuarios no tengan que atravesar las barreras e introducirse en la zona privada y poder acceder directamente a los andenes de la estación de València Sud a través de una rampa y una escalera.

Asimismo, se dotará a dicha estación de viajeros de un control de accesos a los andenes, en los que se instalarán dos pasos de validación, marquesinas y equipamiento de seguridad y atención al cliente, como cámaras e interfonos para mayor seguridad. Esta actuación conllevará desplazar de lugar la actual máquina de venta de títulos de transporte.

Las obras están previstas que se inicien después de Fallas, dado que, durante estas fiestas, el aparcamiento de Valéncia Sud experimenta siempre un gran movimiento de entrada y salida de vehículos privados de todas aquellas personas que combinan el coche con el metro para acudir al trabajo así como a los actos festivos en la capital, como las mascletades, y este se puede ver entorpecido por las obras, que tendrán una duración aproximada de seis meses.