Final “Danses 2015” y bienvenida a les “Danses 2016”

FinalDanses 2015” y bienvenida a les “Danses 2016”, la noche del sábado se ponía punto y final a la semana de “Danses 2015” de Guadassuar y con ello se decía adiós a estas maravillosas fiestas del mes de agosto de Guadassuar y a los festeros y festeras de este año, pero no sin antes elegir a la Reina de “les Danses 2015” que ha sido Pepa Roig Camarasa y al Rei, que ha sido elegido Quique Torres Martínez, los representantes para el año 2016.

Ferran Barberà, Concejal de Cultura i Fiestas de Guadassuar nos hablaba sobre lo que significaba el último día de “Danses“, “esta noche es la más esperada y la más triste para los Festeros de San Roque y las Festeras de la Vírgen de la Asunción de este año 2015, antes, sin ir más lejos, estaba hablando con una festera y me estaba diciendo que estaba apunto ya de la depresión “postdanses” que decimos en este pueblo, es un día muy especial para todos”.

Sobre si el peor año es el de después, que es lo que suelen decir los que han pasado por esta fiesta, el concejal que al año que viene será uno de los Festeros de San Roque 2016, ha señalado, “no lo se, porque como yo aún no lo he vivido, ya me tocará y no falta mucho, me toca este 2016 y ya veremos cuando tengamos que hacer la salida de la fiesta como nos sienta, si que lo he vivido, no como festero o festera pero si como acompañante de festera y el día de hoy, es un día muy triste para ellos, por lo que he visto”.

El balance de este año como concejal de Cultura y Fiestas de Guadassuar, para mi es muy positivo, hemos recuperado que todas las verbenas, orquestas, discomóviles… se hicieran dentro del pueblo, los vecinos de esta localidad han respondido muy bien, las noches de “Dansà” han sido impecables, mucha gente, muchas personas bailando, para mi, sobresaliente”, ha añadido Barberà.

Este año no solo se ha recuperado que las verbenas se hayan hecho dentro del pueblo, sino que también en la calle en la que ha tenido lugar “la Dansà” y a esto los vecinos de Guadassuar han respondido muy positivamente, “cierto, la verdad que si hubiera sido como hace muchos años que eran siempre en La plaza Reginado, al final saturas a los vecinos, después es muy probable que tengas quejas de las personas que viven allí, que es muy lógico y normal, de esta manera, yo creo que si lo hacemos así repartido por el pueblo, una noche no te molesta tanto y al final estamos todos el doble de contentos”.