La Diputación aumenta las partidas para creación de empleo

Todas las partidas de inversión de la Diputación de Valencia para crear empleo en los municipios crecerán este año, según ha informado la corporación provincial. El objetivo, según fuentes de la institución que preside Alfonso Rus, es mejorar los servicios que prestan los ayuntamientos a sus vecinos. Para ello, en este nuevo ejercicio el área de Cooperación Municipal contará con un presupuesto global de 49 millones de euros.

Las principales novedades de este año son, por una parte, la edición bienal de los programas provinciales de inversión para 2014 y 2015, y por otra, el adelanto de la inversión de los dos próximos años. De esta manera, los ayuntamientos podrán planificar sus actuaciones sin necesidad de endeudarse. La Diputación ha podido llevar a cabo esta medida gracias a ser la administración valenciana con las cuentas más saneadas. De hecho, cerró el ejercicio de 2012 con un superávit de más de 46 millones de euros.

El vicepresidente de la Diputación y alcalde de Moncada, Juan José Medina, explicó que lo que se ha hecho es “sacar todos los programas de dos años”, de manera que este mecanismo permita a los ayuntamientos, “en una época tan difícil” en la que los ingresos caen cada año, hacer una planificación partiendo de la premisa de la autonomía local. Es decir, que cada consistorio planifica sus obras y la Diputación las complementa económicamente.

Otro de los programas de inversión y otra de las novedades de este ejercicio, por presupuesto y por ejecución, es la realización de obras en la red viaria local a través del Plan de Caminos Rurales y Calles. Este plan inversor, explican desde la Diputación, duplica su presupuesto para 2014 hasta los 12 millones de euros, e incluye por primera vez la posibilidad de solicitar ayudas económicas para la pavimentación de calles y para la conservación de caminos y vías rurales municipales. Estas obras serán costeadas íntegramente por el área de carreteras de la corporación provincial para reducir costes a los ayuntamientos.

Se trata, el de 2014, de un presupuesto “más comprometido y más municipalista”, en opinión de Medina, cuyo objetivo principal es invertir en la creación de puestos de trabajo. “Es lo que corresponde en estos momentos y lo que nos piden a los alcaldes”, explicó.

Todas las líneas de cooperación con los municipios de la provincia se complementarán con una serie de inversiones indirectas de la Diputación por un valor global de 20 millones de euros, que se materializarán en actuaciones de carácter singular. Es decir, que se definirán según las necesidades de los ayuntamientos.