La Diputación de Valencia destinará más de 8 millones a la Ribera Alta

AlgemesiAlgemesí es uno de los municipios de la Ribera Alta que recibirán financiación

La Diputación de Valencia destinará más de 8 millones a la Ribera Alta. Esta ayuda para la financiación de 201 proyectos en la zona ha sido aprobada este martes. La cantidad total asciende hasta un total de 8,.164.155,46 euros que serán destinados a proyectos de obras que se han presentado a ayuntamientos de la Ribera Alta para la convocatoria del Plan de Inversiones Sostenibles (PIFS) de la corporación provincial. Además, esta inversión supondrá un aumento del empleo ya que se mantendrán 283 puestos de trabajo en la comarca.

Por el momento ya se conocen algunos de los proyectos que se van a ejecutar gracias a estas ayudas. Entre estos proyectos se encuentran las obras para la conversación y reparación de la piscina cubierta de Alcudia. También se destinarán a la rehabilitación del edificio municipal de la escuela de ‘tabalet’ y ‘dolçaina’ en Algemesí y a la reparación del mercado municipal y la construcción de un parque canino en Carcaixent. También disfrutarán de las ayudas otros municipios como Guadassuar, que adecuará la zona de juegos de la Plaza Isidre Paya; Llombai, que mejorará el frontón municipal del parque San Antonio; Cores, que remodelará la piscina y Alzira, que rehabilitará el Palacio de Cassaús.

El diputado responsable de Cooperación Municipal, Emili Altur, ha explicado que el presupuesto total con el que cuenta el PIFS es de 71,2 millones de euros. Asimismo, su principal objetivo, ha declarado, es el de “apostar por el bienestar de las personas, por la autonomía de los municipios para decidir en qué invertir las subvenciones de la Diputación y, además, por el mantenimiento o creación de unos 2.500 puestos de trabajo en total a raíz de la ejecución de obras que implica”. Altur ha querido destacar que el programa “abre un nuevo camino en los planes de inversión de la corporación, en el que los principales criterios para su ejecución son la vocación municipalista, el respeto a la autonomía local y el reparto objetivo de las ayudas”.

Para la distribución del presupuesto se ha tenido en cuenta un criterio poblacional. Por esta razón, cada habitante supone una inversión de 35,88 euros y la creación o mantenimiento de 35 empleos. Además, la corporación ha previsto una inversión mínima y fija de 50.000 euros por pueblo, en los 118 municipios existentes con menos de 1.500 habitantes, y un total de 5.000.000 euros para las pedanías de Valencia.