La Diputación estudia desbloquear la Ruta dels Ibers y convertirla en reclamo turístico

Jorge Rodriguez con el alcalde de Olocau para tratar la Ruta dels IbersJorge Rodriguez con el alcalde de Olocau

El presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez, se ha comprometido a estudiar la forma de desbloquear el convenio para la formalización de la Ruta dels Ibers. Un programa cultural que lleva años atascado y que pretende difundir el patrimonio histórico de ocho municipios de la provincia y los nueve yacimientos con los que cuentan. Así lo transmitió Rodríguez al alcalde de Olocau, el socialista Antonio Ropero, que encabeza este proyecto en el que también participan los ayuntamientos de Llíria, Moncada, Moixent, Ayora, Caudete de las Fuentes, Villar del Arzobispo y Camporrobles.

En su visita al presidente, Ropero expuso el estado actual de un proyecto que arrancó de la iniciativa de estos municipios con el apoyo del Museu de Prehistòria de la Diputación y la Conselleria de Turismo, pero que tras la subvención inicial para promocionar los yacimientos “no ha tenido una continuidad con una hoja de ruta clara y políticas concretas para la conservación y la proyección” de estas joyas del patrimonio arqueológico de la época ibérica.

“La Diputación ha participado en el proyecto desde el inicio, pero digamos que falta la bendición oficial para que la Ruta dels Ibers pueda difundirse como toca y empezar a buscar inversores, tanto públicos como privados”, explicó el alcalde de Olocau tras la entrevista con el presidente, del que destacó  su “sensibilidad para averiguar en qué punto está el programa y tratar de darle salida”. “Mucha gente conoce este recorrido histórico por la provincia, pero hay que amplificarlo”, considera Ropero, que destacó las 1.200 visitas guiadas que ha tenido sólo el yacimiento de su municipio, el Puntal dels Llops, en lo que llevamos de año.

El alcalde de Olocau, en representación del resto de municipios que forman la Ruta dels Ibers, insistió en reclamar la ayuda para la  tanto de la Diputación como de la Conselleria para promocionar “este turismo nuestro y de calidad”, con el objetivo de abrir esta acción turística más allá de la provincia, “llegando a toda la Comunidad”.

La intención es buscar un plan de producto que ponga definitivamente en el mercado la amplia oferta de yacimientos arqueológicos de Valencia, que además del Puntal dels Llops en Olocau, a 25 kilómetros de la capital, cuenta con la Bastida de les Alcusses en Moixent; el Tossal de Sant Miquel y el Castellet de Bernabé en Llíria; Kelin en Caudete de las Fuentes; La Seña en Villar del Arzobispo; el Castellar de Meca en Ayora; el Tos Pelat en Moncada y el Molón de Camporrobles.

Cambio de criterios

El alcalde de Olocau destacó el “cambio de criterios” experimentado con la llegada de Jorge Rodríguez a la Diputación y aplaude que las ayudas “no sólo se darán en función del número de habitantes de los municipios sino de otros parámetros como la amplitud del término”, que en el caso de Olocau es de 39 km2, con 150 kilómetros en caminos para un pueblo que no alcanza los 2.000 vecinos.

Antonio Ropero aprovechó su visita a la Diputación para plantear otros dos proyectos al presidente. Por un lado, la seguridad y señalización del Puntal dels Llops, una intervención que mejore el acceso y la protección de los visitantes, “con maderas naturales que delimiten el yacimiento, barandillas de seguridad en la torre y cartelería” pero “sin poner puertas al monte”. Por otro lado, propone una pasarela junto al antiguo puente de acceso al municipio tras el desvío de la CV25, que “si no se hace este año puede hacerse más adelante con dinero de los PPOS y a ser posible la ayuda de la Diputación”.

El alcalde de Olocau transmitió a Jorge Rodríguez estas propuestas y otras que tiene en mente acometer a medio plazo, como es la protección de los Bienes de Interés Cultural que, además de la Ruta dels Ibers, tiene este municipio del Camp de Turia, caso de la Torre Pardines, la Penyeta Roja o uno de los pocos hornos romanos que se conservan en la provincia.