La renta real de los agricultores y ganaderos valencianos según denuncia LA UNIÓ es un 50% inferior a la renta media del conjunto de contribuyentes

La renta real de los agricultores y ganaderos valencianos según denuncia LA UNIÓ es un 50% inferior a la renta media del conjunto de contribuyentesLa renta real de los agricultores y ganaderos valencianos según denuncia LA UNIÓ es un 50% inferior a la renta media del conjunto de contribuyentes

LA UNIÓ de Llauradors ha analizado los datos de la Agencia Tributaria del último ejercicio fiscal del que se dispone de información desagregada, fechado en 2014, que cifra en 11.483 el número de contribuyentes de IRPF que declaran rentas agrarias en la Comunitat Valenciana como agricultores y ganaderos profesionales. En el informe se observa la continua brecha de la renta de los profesionales agrarios con la media del conjunto de los contribuyentes de nuestro territorio, cifrada en un 50% de diferencia.

En este sentido, tal y como viene insistiendo LA UNIÓ, los datos fiscales demuestran cómo las estadísticas del Ministerio de Agricultura no reflejan fielmente la realidad de los agricultores y ganaderos y están, además, muy por debajo de los resultados económicos medios del resto de sectores de actividad. La organización, además, pone en evidencia que el nivel de desagregación del ejercicio estudiado permite diferenciar en función de la proporción que representan las rentas agrarias en relación a las rentas totales.

Así, aquellos contribuyentes valencianos para los que la agricultura representa más del 50% de su renta -que a efectos exclusivamente renta podrían asimilarse a los agricultores profesionales- tienen un rendimiento medio agrario de 8.824 euros por una media en España de 10.825 euros. Dicha cifra sería -como se ha dicho anteriormente- un 50% inferior al rendimiento medio del conjunto de rentas declaradas por todos los contribuyentes en la Comunitat Valenciana, que se eleva a 17.531 euros y, según LA UNIÓ, a años luz de la renta agraria por unidad de trabajo año que el Ministerio publica como referencia del sector y que para 2014 (28.341 euros) se habría estimado en prácticamente 10 veces más que la renta real medida en términos fiscales.

Según revela la Agencia Tributaria, en la comparativa regional, que no incluye Navarra ni el País Vasco por su régimen foral especial, serían Murcia, La Rioja, Extremadura, Canarias, Andalucía y Madrid aquellas Comunidades Autónomas en las que los declarantes con rentas agrarias superiores al 50% de sus rentas totales presentan mayores medias: por encima de los 12.000 euros en todos los casos y de los 13.000 las dos primeras. En el extremo contrario se encuentran Cantabria y Galicia, por debajo de los 8.000 euros y la Comunitat Valenciana, Baleares y Asturias, que no alcanzan los 9.000 euros.

LA UNIÓ, a la vista de los anteriores datos, considera que aún queda mucho camino por recorrer para equiparar las rentas de los agricultores a los del resto de los ciudadanos y recuerda el mandato del artículo 130 de la Constitución Española a los poderes públicos para que atiendan en particular a la modernización y desarrollo de la agricultura y la ganadería a fin de equiparar el nivel de vida de todos los españoles.

“Después de 38 años, este mandato está muy lejos de cumplirse y no está justificada la autocomplacencia que, con tanta frecuencia, exhiben los Gobiernos al hacer balance de su gestión para con el sector agrario.” – afirman desde LA UNIÓ – “Insistimos en que es necesaria la puesta en marcha de medidas que impulsen nuestro sector productivo agrario y que recorten el abismo que separan las rentas de los agricultores y ganaderos profesionales agrarios de las del resto de ciudadanos”.