Los brigadistas forestales intensifican la vigilancia en Semana Santa

Brigadistas forestales en el punto de vigilancia de Portacelli (Serra)Punto de vigilancia en Portacelli (Serra)

Los brigadistas forestales de la empresa pública de la Diputación, Impuls Econòmic Local, intensificarán la vigilancia en Semana Santa y Pascua. Así, entre el 24 de marzo y el 4 de abril, las brigadas suspenderán temporalmente los trabajos forestales para centrar su labor en la vigilancia preventiva, de la misma manera que se llevan a cabo los días correspondientes al nivel 3 de preemergencia por riesgo de incendios forestales.

 

Vigilancia en puntos fijos e itinerantes

El dispositivo especial de Impuls Econòmic Local para Semana Santa está compuesto por 255 brigadistas forestales, con sede en 51 municipios de la provincia de Valencia. Las brigadas completarán la labor realizada desde los puntos de vigilancia fijos con rutas de vigilancia disuasorias, para reducir el riesgo de posibles negligencias en puntos de especial interés por el número de personas que los visitan (Portaceli, Pantano del Buseo, Santo Espíritu, etc).

Asimismo, se intensificará la vigilancia en las áreas recreativas de la provincia, en cuyo acondicionamiento vienen trabajando las brigadas desde hace meses, para evitar que la presencia humana genere situaciones de riesgo de incendio.

El gerente de Impuls Econòmic Local, Víctor Sahuquillo, ha asegurado que “estos días, la afluencia de gente en los montes de la provincia de Valencia se multiplica, por lo que la labor de vigilancia es más importante que nunca para minimizar el tiempo de respuesta de los organismos implicados en la lucha contra los incendios forestales”.

Además  ha recalcado que la presencia de los brigadistas forestales en el monte “permite informar a la población de las prohibiciones en vigor en función del nivel de alerta, y tiene también un efecto disuasorio que revierte en un menor número de negligencias que puedan constituir un peligro potencial para nuestros bosques”.

Prohibición de quemas

Debido al incremento del riesgo de incendios forestales, entre el 24 de marzo y el 4 de abril, en los terrenos forestales o en aquellos no forestales con una proximidad inferior a 500 metros de terreno forestal, la Diputación también ha anunciado que quedará prohibida la quema de márgenes de cultivos o de restos agrícolas y forestales; la quema de cañares y matorrales ligada al aprovechamiento ganadero, cinegético o de otro tipo; y las operaciones de destilación de plantas aromáticas.

Asimismo, los días que se decrete nivel 3 de premergencia, se prohibirá encender fuego en el monte, incluso en las zonas habilitada para ello, como pueden ser los paelleros públicos.