Vuelve la guerra del agua por el trasvase Tajo-Segura

trasvase-tajo-segura

Vuelve la guerra del agua por el trasvase Tajo-Segura. El pasado domingo Guadalajara acogió una marcha reivindicativa contra el Trasvase Tajo-Segura, o lo que es lo mismo, para reclamar el fin de las aportaciones a los embalses de las provincias de Murcia, Almería y Alicante. A la manifestación acudieron más de 1500 personas, entre ellas varios políticos de distinto signo, y es que, los trasvases no sólo enfrentan a los ciudadanos de una comunidad u otra sino que también levantan arduas discusiones en el seno de los partidos políticos.
La polémica volvió a surgir con el cambio de gobierno en Castilla La Mancha, ya que, con el retorno del PSOE al gobierno de aquella Comunidad, tras la salida de María Dolores de Cospedal, quien sí permitió, sin abrir debate alguno, las aportaciones de agua a los embalses del Mediterraneo, el nuevo gobierno sostenido por Podemos, reclama el fin inmediato de los trasvases, abriendo una vez más la ya conocida como ‘guerra del agua’.

El partido socialista, quien ya en su día con la ministra Cristina Narbona a la cabeza derogó el Plan Hidrológico Nacional que contemplaba el trasvase del Ebro, volvió a desacreditar al PSPV, que sí defiende el trasvase a tierras valencianas. No obstante, más llamativa fue la postura adoptada por el Partido Popular y Ciudadanos, partidos que en un principio sí eran partidarios de dichos trasvases pero que, para sorpresa y enfado de sus compañeros de la Comunitat Valenciana, también participaron en la marcha anti trasvase.

El presidente provincial del PP alicantino, José Císcar, mostró su malestar y recordó que su partido, con el apoyo de la ex presidenta de la comunidad manchega y el apoyo del Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha comprometido a trabajar para la llegada del agua necesaria a todas las provincias que necesiten un mayor caudal.

Por su parte, el coordinador provincial de Ciudadanos en Alicante, Emigidio Tormo, aseguró que C’s en 2008 defendió la necesidad de los trasvases y que la presencia de sus compañeros de partido en la manifestación se debía a un desconocimiento del programa electoral del partido.

De este modo, tanto el Partido Socialista, como PP y Ciudadanos, deberán replantear en las próximas semanas sus políticas en materia hidráulica, de cara a la histórica cita electoral del próximo 20 de Diciembre.