(0-0) Valladolid-Valencia CF: Nueva decepción en Zorrilla

El Valencia sumó una nueva decepción esta temporada en su visita al estadio Nuevo José Zorrilla tras no pasar del empate (0-0) ante un equipo en puestos de descenso como el Valladolid. Los de Pizzi tuvieron ocasiones aisladas, pero sin acierto. Pucela creyó en la victoria en la segunda mitad.

El partido arrancaba desangelado por las escasas opciones del Valencia de entrar en puestos europeos, y por el lógico respeto que el Valladolid tenía a una escuadra con mucho mayor presupuesto. Un tímido disparo de Alcácer entre palos, fácil de detener para el meta local, fue el triste balance de los primeros veinte minutos, más allá de otro lanzamiento de Feghouli que se marchó por encima del larguero. Óscar también lo probó en la portería contraria tras una gran dejada de Guerra.

Pronto el partido, por demérito de ambos conjuntos, entró en un desarrollo de ida y vuelta que desesperó a Pizzi. Un error grosero de Vargas al remate desesperó al banquillo visitante: el chileno le pegó con el tobillo en boca de gol y Jaime atrapó sin problemas. Un balón bombeado en área visitante metió el miedo en el cuerpo a los blanquinegros: Guaita salió a por uvas y Manucho, por fortuna, remató defectuosamente de cabeza. La primera mitad acabó con otra buena ocasión de Alcácer, tras una doble pared con Parejo, aunque su remate se fue alto.

La reanudación llegó de la mano de un testarazo de Javi Guerra al palo corto, que se topó con una buena reacción de Guaita. Los visitantes contestaron con una gran asistencia de Keita a Paco, que Alcácer controló a la media vuelta y no pudo definir ante Jaime, que despejó la bola con las piernas. Los cambios en ambos conjuntos buscaron dar refresco a ambas escuadras, cansadísimas por el esfuerzo a estas alturas de temporada -el trabajo en la primera mitad no fue excesivo en lo físico por parte de ninguno-.

Pizzi tiró mano de Piatti para buscar más verticalidad y aprovechar los espacios generados después de que el partido se rompiese definitivamente, a veinte minutos del final. El argentino la pidió al pie y al espacio, sin fortuna. El choque se asentó definitivamente en una ida y vuelta peligrosísima para el Valencia, que reclamó un penalti sobre Fede. Vargas volvió a evidenciar el alarmante problema que tiene este equipo con el gol al intentar rematar de cabeza un balón alto de forma infructuosa.

El partido se moría mientras Berdich desaprovechaba un remate franco que acababa en manos de Guaita. Zorrilla apretó de lo lindo, un pequeño Anfield a orillas del Pisuerga. El Valladolid iba con la lengua fuera pero dispuesto a retener el punto como un tesoro. En el bando contrario, Pizzi respondió dando entrada a Oriol Romeu en tiempo de descuento. Esa es la triste realidad del Valencia a fecha de hoy: un equipo impotente, bregador en lo fundamental pero limitado en todo lo demás. Y sin gol. Y sin recursos. Y sin objetivos a estas alturas de temporada, de confirmarse la eliminación de Europa el próximo jueves.

Foto:

Ficha técnica

Valladolid. Jaime, Rukavina, Rueda, Valiente, Peña, Larsson (Jeffren 24′), Á. Rubio (Rossi 77′), Víctor Pérez, Óscar, Guerra y Manucho (Bergdich 60′).

Valencia CF. Guaita, Joao, Vezo, J. Fuego, Bernat, Keita, D. Parejo, Feghouli (Piatti 61′), Vargas (Michel 80′), Fede (Oriol Romeu 90′), Alcacer.

Árbitro: Muñíz Fernández (Colegio Asturiano). Mostró cartulina amarilla a Álvaro Rubio (min. 55), Javi Fuego (min. 83)

Estadio: Nuevo José Zorrilla (20.000 espectadores)