(1-1) Osasuna-Valencia CF: Insípido empate y enésimo error arbitral en contra

El Valencia extrajo un insípido punto del Sadar (1-1) tras marcharse a vestuarios en desventaja. Un error de Guaita bajo palos propició el 1-0, a lo que se sumó un penalti no señalado por parte de Estrada Fernández. Pizzi dio entrada a jugadores ofensivos en el segundo acto para conseguir el empate, obra de Jonas en los últimos minutos.

Sin guardarse nada. Así salió el Valencia al Sadar para toparse con un rival conservador, un césped alto y en mal estado y la incomodidad habitual siempre que hay partido en Pamplona. Los compases iniciales fueron de fútbol abierto, aunque tras un par de acercamientos el partido empezó a parecerse a lo previsible: dos equipos reservones y con poco que ganar si se iban a la aventura.

Parejo y Fede probaron fortuna desde veinticinco metros, mandando el balón alto y casi a la frontera de la comunidad foral. El Valencia empezó a carburar en línea de centrocampistas, acumulando dos ocasiones consecutivas a saque de córner. En una de ellas pudo existir mano de un central de Osasuna, aunque Estrada Fernández no quiso líos y dejó seguir la acción.

A renglón seguido, una historia que no por conocida deja de ser punzante. De nuevo las dotes de Guaita en el bloqueo quedaron en evidencia tras un error garrafal en un despeje, que dejó el balón en boca de gol para que Riera empujase a portería vacía. Un despiste monumental, una acción técnica de manual y un problema gordo para el equipo. 1-0 y a remar en territorio comanche.

Pese al varapalo, el Valencia trató de rehacerse. Poco a poco empezó a encajonar a Osasuna en su área, aunque sin remates claros. Las internadas de Feghouli pudieron haber tenido premio, en unas manos clamorosas de Marc Bertrán que Estrada Fernández vio a apenas dos metros de la acción y no señaló. Enésimo escándalo en contra de los intereses del Valencia.

Un patadón de Damià sobre Fede -volteó al argentino como si fuese de trapo- acabó en amarilla y concluyó un primer acto para olvidar. Pizzi no podía creer que el árbitro volviese a perjudicar a los suyos. La cantinela que no cesa.

Bll7U0nIIAA5fvw

La mano de Marc Bertrán / Foto: Jordi Sanchís

Nada más reanudarse la contienda -sin cambios-, Roberto Torres metió de nuevo el miedo en el cuerpo con un disparo enroscado que dio en el poste, con Guaita batido. La jugada había estado precedida de una internada de De las Cuevas por el costado derecho. El Valencia se diluía en llegadas insípidas por la banda de Pereira. Keita arriesgó la expulsión en un codazo en la disputa de un balón dividido.

A Parejo le faltaba el aire y lo demostró con dos pérdidas en la medular peligrosísimas, aunque sin consecuencia. Pizzi movió el banco para dar entrada a más pólvora en ataque: Jonas primero y Vinicius después, aunque su impacto inicial fue escaso. Gonçalves lo intentó con un remate con la zurda y un cabezazo, ambos desviados.

Parejo se convirtió, merced del cansancio, en una máquina de perder balones a pesar de sus intentos de echarse el equipo a la espalda. En ataque el equipo no lograba finalizar ninguna acción: la estadística de remates entre palos fue escuálida, inaceptable, insuficiente para voltear un marcador adverso.

Javi Gracia contestó dando entrada a Armenteros a quince minutos del final. Piatti, para entonces, ya estaba en el terreno de juego, dejando al Valencia con defensa de tres -se marchó un sólido Vezo- y Keita como comodín en la retaguardia. Todos al ataque.

Parecía imposible, pero al fin el frente de ataque conectó una buena acción de contraataque. Cabalgó Fede, cedió a Vinicius y este, desde la banda y al primer toque, la puso rasa a la frontal para la llegada de Jonas. El brasileño controló con clase y cruzó ante la salida de un desesperado Andrés Fernández. Empate a falta de diez minutos. Quedaba tiempo.

El Valencia atosigó a Osasuna en el tramo final en busca de tres puntos que no hiciesen un trámite el resto de la temporada en Liga. Lo probó Fede desde la esquina del área, sin fortuna. El empate estaba ya fijado en piedra. Lo buscó el equipo de Pizzi, pero sin el merecimiento que requería. Empate y a casa. Toca pensar en el jueves. Ese sí es el partido del año.

Foto: LFP 

Ficha técnica

CA Osasuna.  Andrés; Marc, Flaño, Arribas, Damia; Cejudo (Oier 70′), Silva, Raoul, Roberto Torres (Armenteros 78′); De las Cuevas (Acuña 86′); Oriol Riera. 

Valencia CF. Guaita; Joao, Vezo (Piatti 76′), Mathieu, Bernat; Keita, Parejo; Feghouli (Jonas 58′), Vargas (Vinicius 65′), Fede; Alcacer.

Goles

1-0 Oriol Riera (min. 18); 1-1 Jonas (min. 83)

Árbitro: Estrada Fernández (Colegio Catalán). Mostró amarilla a Roberto Torres (min. 20), Damià (min. 44), Keita (min. 55), Silva (min. 67), Mathieu (min. 73)

Estadio: El Sadar (13.000 espectadores)