(2-0) Sevilla-Valencia: El árbitro y Bacca dejan ‘groggy’ a un irregular Valencia

El Valencia cayó derrotado en su vista al Sánchez Pizjuán (2-0) en un partido, y por extensión, una eliminatoria que estará para siempre marcada por el clamoroso error del colegiado Skomina dando validez a un gol ilegal del Sevilla que noqueó al Valencia. Dos minutos después del tanto de Mbia, Bacca aprovechó el desconcierto para marcar el segundo. El Valencia apenas inquietó a Beto en la segunda parte.

El encuentro arrancó con mucha intensidad, con ambos conjuntos jugando de poder a poder. El Valencia se plantó bien en el centro del campo, con un Keita imperial en el tramo inicial en su labor de hostigación contínua a un Rakitic que no sabía cómo zafarse de su marca. El malí, que había pasado mala noche con fiebre, parecía estar pletórico. El tanteo inicial apenas se tradujo en llegadas a las áreas: un patadón involuntario de Vargas a Nico Pareja -que había bajado el rostro a ras de césped- fue lo único destacable.

Las pulsaciones subieron con el ‘pique’ entre Keita y Rakitic, mientras Fuego y Mathieu seguían compenetrándose a marchas forzadas. El asturiano hizo un partido sobrio y sin excesos en la retaguardia, consciente de que no es su ubicación natural. Un disparo de Vargas con ‘folha seca’, rechazado por Beto con apuros, abrió las hostilidades. Fazio respondió con un testarazo que se marchó fuera por un pelo. También Bacca probó fortuna, aunque su remate se marchó excesivamente cruzado.

El partido, y quizá la eliminatoria, cambió pasada la media hora en una jugada absolutamente diáfana: Mbia marcó un gol en posición antirreglamentaria que el colegiada dio por válida. Los valencianistas no podían creerlo mientras Mbia, tras unos segundos de desconcierto, celebraba el tanto. El gol y la injusticia noquearon al Valencia. Una internada de Bacca por el centro, tras una rápida pared, acabó con el colombiano sacando los metros necesarios a los defensas para definir con un latigazo ante el que Guaita pudo hacer más. Dos goles en apenas tres minutos. El Valencia besó la lona por momentos. El paso por vestuarios se antojaba fundamental.

CERO DEFINICIÓN CARA A PORTERÍA

Pizzi introdujo cambios en la reanudación, con Gayà y Piatti como novedades en un once mermado por la baja de Bernat y golpeado en lo más profundo de su moral por los dos goles encajados cuando el partido estaba bajo control. El Valencia manejó más la posesión, pero las contras del Sevilla se adivinaban letales. Bacca dispuso en dos ocasiones de un mano a mano ante Guaita: el meta de Torrent solventó con éxito ambos envites.

Vargas respondió con un derechazo que cogió efecto y a punto estuvo también de coger porterías. Por banda izquierda, las diagonales del chileno hicieron daño a la defensa hispalense, especialmente con las incorporaciones de un descarado Gayà, lo más fresco y positivo que se puede extraer del partido. El de Pedreguer no acusó la presión de un partido tan importante y demostró soltura en ataque y rapidez y anticipación en defensa.

La entrada de Jonas al campo fue la señal definitiva de Pizzi: había que marcar como fuese. Con un Sevilla cada vez más conservador y echado atrás, el Valencia no encontraba los caminos a la portería de Beto, y se veía obligado a no descuidar la retaguardia. Piatti se sacó un zurdazo que se marchó alto, y poco después llegó la mejor ocasión hasta el momento: Jonas recibió de espaldas a portería, se revolvió y definió con la derecha. Por desgracia, su veloz disparo salió centrado y Beto, con muchos reflejos, sacó una mano salvadora para evitar el tanto.

A renglón seguido, la enésima demostración de que los de Pizzi están gafados cara a puerta: un centro desde la izquierda, unido a una salida en falso del propio Beto, terminó con el testarazo de Vargas estrellándose en la madera. La desesperación era inenarrable. Iborra tuvo una clara ocasión en tiempo de descuento, pero el marcador era ya inamovible. No hizo méritos para ello, pero la renta del Sevilla para la vuelta es más que jugosa. Al Valencia le toca llevar a cabo un milagro. Otra vez. Y como en la anterior ocasión, será más sencillo de ejecutar con Mestalla en pie de guerra.

Foto: UEFA.com

Ficha técnica

Sevilla FC. Beto; Diogo, Pareja, Fazio, Navarro, Carriço, Mbia, Reyes (Marko Marin 58′), Rakitic, Vitolo (Iborra 90′), Bacca (Gameiro 72′).

Valencia CF. Guaita; Joao, Javi Fuego, Mathieu, Bernat (Gayà 46′); Keita, Parejo; Feghouli, Vargas, Fede (Piatti 56′); Alcácer.

Goles

1-0 Mbia (min. 33); 2-0 Bacca (min. 36)

Árbitro: Damir Skomina (SLO). Mostró amarilla a Marin (min. 70), Alcácer (min. 88′), Mathieu (min. 90)

Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán (45.000 espectadores)