(2-1) Italia-Inglaterra: La primera gran noche de fútbol en Brasil

Todo Mundial tiene un punto álgido, un partido memorable que marca el inicio del fútbol de verdad. Italia e Inglaterra, en una noche mágica en el corazón del Amazonas, han mostrado al Mundo uno de esos partidos que quedan en las retinas de propios y extraños.

La lesión de Buffon marcó la previa de un partido épico. Dos equipos pletóricos, que se iban al ataque sin complejos, que trasladaron al profesionalismo el ida y vuelta típico de un partido de barrio. Un choque al nivel de una semifinal de Mundial. Un grito de viva el fútbol en el cielo de la boca.

Si en un aspecto dominaron claramente los three lions fue en las incursiones por banda derecha. El imberbe Paletta sufrió las acometidas de Sterling y Rooney para que estos surtieran de balones a Sturridge. En el lado contrario, con Verrati y Pirlo llevando la batuta, triunfaban las llegadas desde segunda línea de Marchisio y Candreva. Todo un espectáculo para el espectador neutro que, tras los primeros quince minutos, despertaba comentarios que cuestionaban cómo un encuentro así podía ir 0-0.

De hecho, el derechazo de Sterling en el minuto tres parecía haber entrado, pero el honor de desvirgar el marcador quedaba para Marchisio pasada la media hora de juego, un gol que ilustra lo que venía siendo el partido. Córner ensayado en el que Pirlo deja pasar para que el enganche de la Juve fusilara a Joe Hart. La conjunción de dos grandes actuaciones de grupo con multitud de destellos individuales

Inglaterra no iba a ser menos y, en una enorme contra tirada por Sterling, se igualaría la contienda. Pase al espacio que aprovecha Rooney para poner un centro medido al segundo palo y que Sturridge definiera a quemarropa ante Sirigu. Faltaba por aparecer el genio enfadado, Mario Balotelli, que intentó una vaselina escorada que sacó Jagielka bajo palos al borde de un descanso que ni los propios jugadores querían.

A la vuelta de los vestuarios, un nuevo aviso de Sturridge sirvió de telonero para otra de las jugadas de la noche: Candreva recorta ante Baines y pone un centro espectacular para que Balotelli remate en el segundo palo. Ya con el 2-1 en el marcador, Italia hizo bastante por bajar el ritmo del partido. Motta por Verratti y a tenerla en el centro del campo.

Sin embargo, Rooney continuaba apareciendo entre líneas y el encuentro, pese a perder en cuanto a ritmo, mantenía la intensidad en cuanto a calidad. La entrada de Barkley dotó de oxígeno los tres cuartos del cuadro inglés, que hacia el minuto setenta ya se había hecho con el balón mientras que la azzurra aguantaba las embestidas, sufriendo como siempre.

Ciro Immobile, que había ingresado por Balotelli, era un mero espectador de los ataques inlgeses. A las faltas desviadas de Baines y Gerrard más el recital de disparos lejanos de Barkley y Rooney, Italia respondió con contundencia. El nuevo jugador del Borussia Dortmund provocó una falta lejana que Pirlo mandó al larguero para poner en pie a toda la ciudad de Manaus.

Un magnífico broche para un duelo de alta tensión que cae del lado italiano y deja una auténtica final entre uruguayos y británicos para la segunda jornada. La primera gran noche de un Mundial que promete ser el mejor del siglo presente.

Foto: Reuters

FICHA TÉCNICA.

–RESULTADO: INGLATERRA, 1 – ITALIA, 2. (1-1, al descanso).

–ALINEACIONES

INGLATERRA: Hart; Glen Johnson, Cahill, Jagielka, Baines; Steven Gerrard, Henderson (Wilshere, min.73) Welbeck (Barkley, min.61); Sterling, Sturridge (Lallana, min.80) y Rooney.

ITALIA: Sirigu; Paletta, Barzagli, Chiellini, Darmian; De Rossi, Verratti (Motta, min.57), Pirlo, Marchisio, Candreva (Parolo, min.79) y Balotelli (Inmobile, min.73).

–GOLES:

0 – 1, min.35, Marchisio.

1 – 1, min.37, Sturridge.

1 – 2, min.50, Balotelli.

–ÁRBITRO: Bjorn Kuipers (Holanda). Amonestó a Sterling (min.92) en Inglaterra.

–ESTADIO: Arena Amazonia, Manaus. 39.800 espectadores.