(2-1) Suiza-Ecuador: Seferovic remonta con puntualidad suiza

Por quinta vez en diez partidos, la épica hizo acto de presencia. Ya van cinco remontadas desde que diera comienzo el Mundial y la de hoy ha sido, sin lugar a dudas, la más dramática de todas ellas. Un gol  de Seferovic en la hora puso color a un encuentro que iba camino de la monotonía hasta que las imprecisiones le dieron vidilla.

Empieza mejor Suiza, hoy sin Philippe Senderos, con Ecuador cediendo la pelota para cerrar con dos líneas de cuatro muy sólidas. Se llegaron a escuchar pitos en la grada de la capital brasileña por la pasividad del cuadro helvético. Tan solo un par de disparos lejanos de media distancia obra de Shaquiri y Ricardo Rodríguez se pudo destacar en los primeros veinte minutos, los más sosos de lo que llevamos de Copa del Mundo.

El conjunto dirigido por Reinaldo Rueda salía muy cómodo a la contra, en un rol bastante visto en las eliminatorias sudamericanas. Una de las grandes variaciones respecto a la fase de acceso viene dada por la ausencia del Chucho Benítez, fallecido hace poco menos de un año. En su lugar apareció uno de los que apuntan a revelaciones del torneo, Enner Valencia, para rematar solo en el primer palo una falta lateral de Walter Ayoví.

Al contrario que en la gran mayoría de partidos del torneo, el gol no varió en absoluto el guion del partido. A Suiza se la notaba falta de un centrocampista de creación que dotara de velocidad los desplazamientos de balón y un enganche que diera la movilidad que no daba Xhaka. Con un par de disparos desviados finalizaba un encuentro insulso que empataría el recién ingresado Mehmedi a la vuelta de vestuarios. A balón parado -no podía llegar de otra manera-, tras un pase magistral de Rodríguez, Suiza ponía las tablas en el partido que, sobre papel, servirá para decidir el acompañante de Francia en octavos.

Como cabía esperar, el guion no varió en exceso. Si acaso, Suiza se asentó mejor en campo contrario y las contras de Ecuador aparecían con cuentagotas, siempre con Enner Valencia y Jefferson Montero como protagonistas, junto con alguna cantada de un Benaglio muy errático. No le pitaron un penalti a los suizos, tampoco les dieron por válido un gol de Drmic que debería haber subido al marcador.

Tampoco parecía que el empate se fuera a mover del electrónico cuando, en el último minuto, tras un tramo final repleto de imprecisiones, que Rojas fallaría la más clara de la segunda parte para Ecuador, Berhami tiraría una contra épica que Ricardo Rodríguez, para cerrar un partido de gran nivel, pondría un balón medido que el realista Seferovic empujaría tras dejar atrás a todos los marcadores.

La épica parece impregnar todos los partidos de este Mundial de Brasil. Como queriendo dejar de lado la polémica, las reivindicaciones sociales, los líos de la FIFA y todo lo que no sea la pelota. Esta cita de 2014 va camino de dejar atrás aquello de ser la cosa más importante de las menos importantes.

Foto: Reuters

Ficha técnica

Suiza. Benaglio, Lichsteiner, Djorou, von Bergen, Rodríguez, Inler, Berhami, Shaquiri, Xhaka, Stocker (Mehmedi 47′), Drmic (Seferovic 75′).

Ecuador. Domínguez, Paredes, Guagua, Erazo, A.Valencia, Gruezo, Noboa, Montero (Rojas 76′), E. Valencia, Caicedo (Arroyo 70′).

Goles: Mehmedi (min. 48), Seferovic (min. 90+3); E.Valencia (min. 22)

Árbitro: Ravshan Irmatov (UZB). Amonestó a Paredes (min. 53) y Djorou (min. 84)

Estadio: Estadio Nacional (69.000 espectadores)