(4-4) Valencia CF – Rayo Vallecano: A octavos de final con demasiado suspense

El Valencia CF logró un complicado pase a octavos de final de la Copa del Rey al empatar 4-4 ante el Rayo Vallecano, en un loco y espectacular encuentro, de constantes alternativas en el marcador y que se decidió en la segunda mitad con los goles de Rodrigo y Paco Alcácer que equilibraron un inquietante 2-4 que apeaba en ese momento a los de Mestalla. La brillante reacción blanquinegra evitó una sorpresa que, por momentos, flotaba en el ambiente.

Y es que el 1-2 de la ida no condicionó a ninguno de los dos técnicos que hicieron numerosos cambios en el once con respecto al choque de Liga del pasado sábado. En las filas blanquinegras tan sólo el central Shkodran Mustafi y el centrocampista André Gomes repitieron titularidad, lo que demuestra que Nuno aprovecha la Copa para dar minutos y protagonismo a los menos habituales.

Y la verdad es que ese planteamiento le salió casi perfecto, ya que al minuto y medio una acción personal de Rodrigo, a pierna cambiada, a punto estuvo de suponer el 1-0 de Dani Parejo, pero su disparo con la pierna menos buena, la izquierda, la detuvo en una gran intervención el meta Cristian Álvarez. Sin tiempo para que muchos aficionados se sentaran en sus asientos, los locales ya avisaban de sus intenciones de ganar también el segundo asalto.

Así, en el minuto 8, otra vez Rodrigo se inventó un slalom para rematar al palo y el rechace fue a parar a Paco Alcácer, quien como suele ser habitual en él se encontraba en la posición exacta para sólo empujar a la red. El Valencia CF ya dominaba la situación y evitaba las posibles sorpresas que siempre se suelen dar en la competición del K.O.

Sin embargo, el Rayo no se amedrentó y en un saque de falta Jozabed marcó el 1-1 de cabeza en un despiste defensivo de los blanquinegros. Los de Mestalla reaccionaron rápido y en la acción posterior Paco Alcácer tuvo el segundo, pero su intento de elevar el balón se lo adivinó muy bien el meta. Una lástima porque los de Paco Jémez le pusieron aún más emoción al choque con el 1-2 de un potente zapatazo de Pozuelo, al que nada pudo hacer el meta gallego.

Los nervios atenazaron a los blanquinegros. Todo lo contrario que a los jugadores rayistas que creyeron cada vez más en la proeza y pusieron en muchos apuros al marco de Yoel. En especial cuando Jonathan Pereira sorprendió por velocidad al centro de la zaga y marcó el sorprendente 1-3 que apeaba en ese momento al Valencia CF de la Copa. Con este mal resultado, inesperado después del buen arranque inicial, los de Nuno se marcharon al vestuario con la esperanza de revertir esta preocupante situación.

Nuno hizo tres cambios a la vez al inicio de la segunda mitad. Pablo Piatti, Rodrigo De Paul y Álvaro Negredo salieron a por todas y al primer minuto Morcillo en propia puerta y al intentar despejar el balón lograba el 2-3. Primer objetivo cumplido: marcar lo antes posible y meterle el miedo en el cuerpo al Rayo.

El Valencia CF era otro diferente, con más ritmo, más velocidad, más ambicioso. Instantes después Álvaro Negredo de cabeza se acercó al empate, pero salió alto tras una dejada también con la testa de Rodrigo. El Rayo, a lo suyo, esperando su oportunidad de hacer sufrir más a su enemigo. Y lo hizo con el cuarto gol de Embarba que enmudeció Mestalla y obligaba a una machada aún más importante a los blanquinegros.

Pero se trataba de un partido ‘loco’ y diferente. Así Paco Alcácer le puso mucha emoción al establecer el 3-4 tras aprovechar un remate al palo de Rodrigo de Paul. Era el minuto 63 y se habían visto la friolera de siete goles en Mestalla, algo espectacular en el fútbol actual muy dado a los sistemas defensivos.

Pero la magia del fútbol seguía muy presente en Mestalla y Rodrigo, en el minuto 70, conseguía el cuarto gol valencianista al resolver con la izquierda un buen pase de Shkodran Mustafi tras molestar al portero en su salida. La afición se frotaba los ojos con tantos goles y la impresionante reacción de los suyos.

Sin embargo, la expulsión de Rodrigo dejó en inferioridad al Valencia CF en los últimos minutos y le daba un toque todavía más agónico a este último tramo del duelo de vuelta copero. Pero ya no se movería el marcador y el Valencia CF, con más apuros de los previstos pero con todo merecimiento por su gran reacción en la segunda mitad ya está en octavos de final de la Copa, donde se enfrentará al Espanyol.

Ficha técnica

4. Valencia CF: Yoel, Cancelo (De Paul, m. 46), Mustafi, Vezo, Orban, Filipe Augusto (Piatti, m. 46), André Gomes, Parejo, Carles Gil (Negredo, m. 46), Rodrigo y Alcácer.

4. Rayo Vallecano: Cristian Álvarez, Quino, Morcillo, Nacho (Tito, m. 62), Jozabed, Baena, Pozuelo (Leo Baptistao, m. 76), Embarba, Licá, Álex Moreno y J. Pereira (Amaya, m. 69).

Goles: 1-0. M. 8: Alcácer. 1-1. M. 20: Jozabed. 1-2. M. 24: Pozuelo. 1-3. M. 38: J. Pereira. 2-3. M. 46: Morcillo en propia puerta. 2-4. M. 60: Embarba. 3-4. M. 63: Alcácer. 4-4. M. 70: Rodrigo.

Árbitro: Jaime Latre, del comité aragonés. Amonestó a André Gomes, Rodrigo de Paul del Valencia CF, y a Baena, J.Pereira, Nacho, Cristian Álvarez, Morcillo del Rayo. Expulsó con tarjeta roja directa a Rodrigo en el minuto 80.

Incidencias: Partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, disputado en Mestalla. El Centro Instructivo Musical de Benimaclet recibió al equipo en el estadio y amenizó antes y durante el partido. El Valencia CF lució brazaletes negros en memoria de Nicasio Agustina, maestro de ceremonias de las bandas de música en Mestalla.

Texto: Valencia CF

Foto: Lázaro de la Peña / Valencia CF

Vídeo:  Canal Oficial de la Copa del Rey