(85-69) Valencia Basket-FIATC Joventut: Ribas y Lafayette escriben la historia ‘taronja’

El Valencia Basket hizo historia…sufriendo. La mejor primera vuelta del club ‘taronja’ llegó tras 30 minutos a la caza de un Joventut sólido que hizo aguas en el último cuarto. La intensidad de la segunda unidad, con Pau Ribas en ataque (22 puntos y 24 de valoración) y Oliver Lafayette (13 y 17) en defensa como estiletes, machacó a los verdinegros en los últimos minutos y permitió respirar a La Fonteta (85-69).

Que los de Perasovic estén 15-2 a estas alturas de temporada no es casualidad. Partidos como hoy reivindican a este equipo como claro candidato a hacer temblar los cimientos de la Liga Endesa. Y es que, tras verse superados en la defensa del pick&roll, en el rebote defensivo y en la intensidad de los pívots de la Penya (en especial un Savané colosal), fueron capaces de llevarse el encuentro con solvencia.

Fue un choque extraño. Ya de por sí, la ausencia de Doellman en el quinteto inicial obligó a los locales a replantearse unos primeros ataques nada fluidos, mientras que Savané empezaba a hacer daño con su movilidad en la otra canasta (9-13, min. 6). La entrada de los pívots suplentes no cambió el panorama, ya que Miralles también hizo un descosido a Dubljevic en un abrir y cerrar de ojos (16-22, min. 10).

La falta de intensidad de los valencianos era evidente y el guion de la Penya, sencillo: bloqueo y continuación. Si la ayuda llegaba, Shurna se abría solo de tres. Si no llegaba nadie, castigo por dentro. Solo cuatro jugadores de la Penya anotaron antes del descanso, pero fue más que suficiente como para alertar a Velimir Perasovic, desquiciado en la banda ante la falta de acierto de los suyos (30-38, min. 20).

Casi todo el mundo había anotado, pero nadie asumía la responsabilidad. Pau Ribas lo hizo ante su exequipo con 10 puntos y tres asistencias tras el paso por vestuarios. Cuatro triples de los locales despertaron a los ‘taronja’ en ataque mientras que al mismo tiempo la defensa mejoraba con Van Rossom pendiente de Shurna (aunque eso significara que Joseph tuviera más libertad). Sin embargo, el rebote ofensivo del Joventut seguía dando segundas posesiones a los visitantes (50-58, min. 30).

Faltaba un chispazo para que prendiera La Fonteta. Dos recuperaciones nada más empezar el último cuarto dieron ese aliento final: un parcial de 10-0 en menos de dos minutos tumbó a los de Maldonado, que se desconectaron del partido por culpa del ímpetu defensivo que imprimió Oliver Lafayette (60-58, min. 33).

Ahora era la Penya la que tenía que ganar el partido y pelear por la Copa del Rey. Ya por detrás en el luminoso, a los visitantes les entró vértigo. Y como consecuencia, el frenesí ‘taronja’ desbordó una vez más. Este sí era el Valencia Basket de los récords, el de las 15 victorias en la primera vuelta.

Un dato resumió el último cuarto: los valencianos arrasaron 50 a -1 en valoración a su rival. Una estadística que habla por sí sola. De una derrota dolorosa a un victoria cómoda. Señal de que estamos ante un equipo contendiente y no pretendiente. En definitiva, ante un grande de la Liga Endesa que gana por inercia.

FICHA TÉCNICA

85.- Valencia Basket (16+14+22+33): Van Rossom (7), Rafa Martínez (2), Sato (5), Barton (10), Triguero (6) -cinco titular- Ribas (22), Dubljevic (13), Lafayette (13), Doellman (7), Pablo Pérez (-) y Tirado (-).

69.- FIATC Joventut (22+16+20+11): Vives (-), Joseph (5) , Ventura (2), Shurna (14), Savane (26) -cinco titular- Miralles (10), Cochran (2), Kirksay (10), Barrera (-) y Suárez (-)

Árbitros: Pérez Pizarro, Perea y Sacristán. Sin eliminados.
Incidencias: partido correspondiente a la décimo séptima jornada de la Liga Endesa disputado en el pabellón de la Fuente de San Luis ante 8.300 espectadores.