A rio revuelto, pérdida de jugadores

Parquet brillante, reluciente y acomodado listo para usarse. Moqueta extendida pero arrugada, desaliñada y con marcados errores del pasado. Porque la temporada está siendo difícil, como de costumbre. Tres presidentes distintos en unos meses. El equipo engancha una dinámica extraordinaria –pese a no cumplir los objetivos marcados- con un entrenador que encaja cada pieza en su lugar y se erige en el salvador de toda una afición. Pero poco duraba la alegría en casa del pobre. Ernesto Valverde, de la mano de Manuel Llorente, abandonaba el Valencia CF para enrolarse en el Athletic de Bilbao -¿dónde están y cómo juegan ahora los bilbaínos?-. Djukic, Pizzi… Ninguno es bueno. Nadie es capaz de frenar la explosión. Faltan líderes. Falta calidad. Faltan estandartes. Y mucha cabeza.

Resulta que parche tras parche el Valencia mira de reojo la zona de descenso mientras políticos, inversores y gente anónima ‘manosea’ su propiedad como juguete roto. Resulta que lo que tendría que haberse hecho tiempo a se lleva a cabo en mitad de una de las temporadas más complicadas para el equipo de Mestalla en los últimos años. ¿Que con Emery el Valencia era tercero? ¿Qué plantilla tenía Unai? ¿Atlético, Villareal, Athletic o Real Sociedad ‘existían’ por aquel entonces? ¿Conectaba ese equipo con los aficionados? Respuestas que desembocan en un argumento debilitado.

Volvemos al salón, donde nos encontramos con la noticia de que han sido ventilados, en tan solo 6 meses, los recambios de Soldado. Siempre estamos con lo mismo. Amadeo Salvo se empecinó en sacar lo máximo posible por el ariete valenciano –ole por él- pero sin tener antes un sustituto de garantías cerrado. Bueno sí, estaba Iago Aspas. Resultado: vendes a tu mejor activo e incorporas dos jugadores por una cantidad razonable pero que nada tienen que ver con la pieza que te desprendes.

Ahora el Valencia recula pasados cuatro ratos y da salida a Dorlan Pabón y Helder Postiga, ambos cedidos, sin ver ni un duro por ellos. Poco se ha hecho con los fichajes estrella de la temporada. Y menos con el colombiano, el hombre sobre la faz de la tierra más buscado en Valencia el pasado verano. Encima, mientras se ceden jugadores de forma gratuita, los ches fichan otros por un ojo de la cara para jugar un par de días con ellos. Ojo, no digo que Edu Vargas no sea un buen jugador. Pero afirmo que, a priori, pagar 1,6 millones de euros por un futbolista que no conoce la Liga y que en unos meses tiene que aclimatarse y mientras hacer goles es, cuanto menos, una circunstancia arriesgada.

Y lo dicho. Ahora todo el mundo quiere irse. Lo comentaba ayer Mathieu en rueda de prensa, un jugador que también alzó la voz para pedir su salida –haz lo que yo digo pero no lo que yo hago-. Sergio Canales, pese a gastar 8 millones de euros en él estando lesionado, ya piensa en abandonar el club. Andrés Guardado escuchaba cánticos de sirena desde la Bundesliga hasta haber confirmado su salida este jueves. Ever Banega vive un traspaso continuo. Y a Rubén Vezo, firmado hace poco, también se le busca una salida.

Es muy triste ver como los buitres se acercan al Valencia para beneficiarse de una ansiedad que alcanza límites extremos. Un equipo que necesita entrar en Champions League como el respirar pero que ve canutas alcanzar la segunda competición continental. El Villareal, sin ir más lejos, ofrece 2,5 millones de euros por Canales. Un equipo que llegó a rechazar más de 10 millones de euros por Bruno Soriano en el momento del descenso.

Muy necesaria se antoja la salida de muchos de los jugadores que integran actualmente la plantilla valencianí. ¿Pero hacerlo a estas alturas de la película? ¿Con qué dinero acudes al mercado? Al Valencia le esperan con la recortada mientras acuden a sus oficinas ofreciendo limosna y cascara de pipas por sus activos. Señor Valencia CF, no sea tonto y, si es tan urgente, deshágase de unos cuantos pero no a cifras paupérrimas. Que no se aprovechen, porque ya lo dice el refrán, aunque algo remodelado: a río revuelto, pérdida de jugadores.

 

Alberto Gómez (@Alberto_Gomez9)