Así ejerció Manuel Llorente de anfitrión a Peter Lim en su primer contacto con el Valencia

Hace meses que Peter Lim busca concretar la compra del Valencia tras ser presentado, el 22 de diciembre de 2013, como el inversor adecuado para solventar el problema económico y deportivo del club. Llegó de la mano de Amadeo Salvo y su aterrizaje puede concretarse pronto gracias a la mediación del actual presidente, pero el interés de Lim viene de mucho tiempo atrás. Un tanteo conocido por gran parte de los medios, que se hicieron eco de aquella toma de contacto hace casi un año y medio, pero cuyos detalles exactos permanecían en poder de un Manuel Llorente que hasta ahora no había mencionado con precisión los hechos acaecidos.

La situación cambió este miércoles tras un encuentro privado mantenido con algunos medios de comunicación valencianos. Valencia News pudo conocer de primera mano, de boca de uno de sus protagonistas, la visita del círculo de confianza de Peter Lim a la capital del Turia y los motivos por los que aquel primer acercamiento no cuajó definitivamente.

LAY HOON Y EL AVIÓN PRIVADO

Ocurrió a principios de 2013. El primer contacto llegó de la mano de una de las figuras clave en el desembarco de Lim en el Valencia y cuyas motivaciones permanecen, a día de hoy, siendo toda una incógnita: el agente Jorge Mendes, amigo personal del magnate y quien telefoneó personalmente a Llorente para informarle del interés del empresario en conocer internamente la situación del club. Fue en las horas previas a uno de los compromisos que el Valencia tuvo en la capital de España: aunque el ex presidente no lo recuerda con exactitud, probablemente fuese el partido de Copa del Rey ante el Real Madrid, disputado el 15 de enero de 2013.

El día después del choque (que el Valencia perdió por 2-0), Llorente se desplazó a la base aérea de Torrejón de Ardoz, donde se encontró cara a cara con Mendes y su abogado. Allí esperaron el aterrizaje del jet privado del magnate , que trajo consigo directamente desde Singapur a la directora financiera de la empresa Meriton, la ejecutiva Lay Hoon Chan, junto con uno de los abogados de confianza de Lim. El trío se montó en el aparato y desde allí, volaron a la capital del Turia. El ex presidente hace memoria y define a Lay Hoon como “una mujer muy inteligente” y que fue directa al grano, estudiando en el trayecto la documentación que el ex dirigente portaba consigo, compuesta principalmente de balances contables que plasmaban la situación del club en ese momento.

Tras aterrizar en Valencia, el quinteto dedicó una jornada al completo en realizar una revisión total del estado del Valencia a todos los niveles. Visitaron las oficinas del club en la Plaza de la Afición, el estadio de Mestalla, las obras del Nuevo Mestalla -donde incluso se tomaron algunas fotografías, casco de construcción en mano, que permanecen en el ámbito privado- y la Ciudad Deportiva de Paterna.

Llorente les mostró un atisbo de la documentación del club a nivel de activos y pasivo, deudas contraídas y patrimonio en su poder. En dicha tarea fueron asistidos por Inmaculada Ibáñez, directora financiera del Valencia, y por Christian Schneider, responsable de inversiones del club, encargados de poner sobre el tapete los números urbanísticos y financieros de la institución. A mediodía, el grupo almorzó en el restaurante La Carmela antes de proseguir con su visita. Al finalizar, los visitantes se marcharon de nuevo en el avión privado del Lim desde el aeropuerto de Manises.

UNA REUNIÓN CON FABRA QUE JAMÁS SE PRODUJO

La primera toma de contacto, sin embargo, vino sucedida de otra comunicación con Mendes en la que el agente, de parte de Peter Lim, pidió mantener una reunión con el president de la Generalitat, Alberto Fabra. Un encuentro que jamás llegó a producirse hasta casi un año después, aunque sí que fue puesto en conocimiento del jefe de Gabinete del cabeza visible del Consell. Se ofreció un encuentro con el vicepresidente José Císcar como alternativa, aunque tampoco se avanzó en esa dirección.

La Generalitat, por tanto, conocía el interés de Peter Lim en el club once meses antes de que Fabra y Lim se viesen las caras el 10 de diciembre de 2013 en Valencia. Un conocimiento lógico y casi obligado, ya que en aquel momento las autoridades acababan de hacerse cargo del primer pago de intereses -debido al aval del IVF- por el préstamo a la Fundación y la cuerda empezaba a tensarse.

Los emisarios de Lim se dieron un plazo de diez días para volver a ponerse en contacto con el Valencia. En ese punto, las versiones difieren. El entorno de Lim asegura que los contactos no fructificaron porque el presidente recalcó en todo momento que el club no estaba en venta. Llorente, en cambio, explicó que no hubo más llamadas y que fue el propio Valencia el que, pasados quince días, se puso en contacto con el entorno de Lim para preguntar. Al hacerlo, se toparon con la respuesta de que, sencillamente, se había perdido interés en la operación.

Manuel Llorente y Peter Lim coincidirían en persona pocas semanas después. El 6 de marzo de 2013, el Valencia visitó el Parque de los Príncipes con motivo de la eliminatoria de Champions League ante el Paris Saint-Germain. En el palco de autoridades estaban Lim y Jorge Mendes como invitados para presenciar el encuentro. El equipo compitió, aunque finalmente el 1-1 cosechado no fue suficiente para pasar de ronda. Tras el choque, Llorente y Lim mantuvieron un breve intercambio verbal en el palco. “Fíjate en lo que te has perdido, mira qué equipo tenemos”, recuerda el ex presidente haberle dicho al magnate. Quince meses después de aquella noche, Peter Lim parece estar dispuesto a no perderse nada y a formar parte integral, en calidad de propietario, del futuro del nuevo Valencia.

Foto: EFE