Aurelio Martínez regresa de Mozambique a tiempo para la recta final del proceso de venta

Mientras la semana pasada Valencia era escenario de polémica por las filtraciones en el proceso de venta y de una ‘movida’ junta de accionistas de Bankia, dos de las figuras más relevantes de la Fundación VCF pasaban unos días en Mozambique, atareados en labores que nada tienen que ver con el fútbol ni con los despachos. El presidente de la Fundación VCF, Aurelio Martínez, y uno de sus hombres de confianza, el doctor Jose Luis Zaragosí, han permanecido diez días en el país africano inmersos en un viaje de carácter privado.

Ambos formaron parte de la expedición organizada por la Asociación de Amigos del Padre Vicente Berenguer, toda una institución en labores humanitarias en el país mozambiqueño. El misionero valenciano -en la imagen- llegó a la zona hace más de cuatro décadas y ha sido impulsor de iniciativas como la construcción de escuelas y hospitales para ayudar a los más necesitados. Zaragosí, que conoció la obra del Padre Berenguer a mediados de los noventa, es uno de los puntales de la Asociación, cuyo objetivo es “desarrollar diferentes iniciativas para recaudar fondos destinados a financiar los proyectos que lleva a cabo”.

El vicepresidente del área cultural y solidaria de la Fundación invitó a Aurelio Martínez al país africano para ver en persona las diferentes iniciativas que se están llevando a cabo. En los días que han pasado allí, Martínez y Zaragosí han podido comprobar de primera mano, junto a más personas que forman parte de la Peña Valencianista Per la Solidaritat, cómo el valencianismo también está presente en Mozambique a través de la cesión, por parte de la Fundación VCF, de equipaciones y balones de fútbol del Valencia para que los niños puedan lucirlas con orgullo y jugar en el flamante campo que se ha creado por iniciativa del Padre Berenguer y sus colaboradores.

Martínez y Zaragosí, ambos miembros de libre designación del patronato de la Fundación VCF, regresaron a Valencia este domingo a poco más de una semana de alcanzar el 1 de abril y de que concluya el período para la recepción de ofertas vinculantes para la compra del club. Días que se avecinan con mucho ajetreo en un proceso que se ha prolongado desde el pasado mes de diciembre.

INICIATIVAS SOLIDARIAS DE LA FUNDACIÓN VCF

Pese a que el papel ejercido desde hace cinco años como máximo accionista del Valencia ha desplazado mediáticamente el resto de sus funciones, desde la Fundación VCF insisten en poner en valor los numerosos proyectos sociales que llevan a cabo cada temporada para expandir los valores valencianistas por todo el mundo. Desde hace varias temporadas, además, ha puesto especial énfasis en la implantación de los ‘GloVal International Programs’, mediante los cuales ayuda a la difusión de la metodología de trabajo y entrenamiento de la escuela blanquinegra fuera de nuestro país a través de Campus y la apertura de Academias.

Hasta la fecha, los métodos de la Academia GloVal se han implantado en lugares como Reino Unido, Jamaica, Japón, Emiratos Árabes Unidos, Bermudas, Suecia, Costa Rica, Malta, Noruega, Arabia Saudita, Brasil y Egipto. A principios de abril se llevará a cabo el primer Campus en Colombia.

La Fundación también se suma de forma habitual a iniciativas solidarias -como la protagonizada en Mozambique– tanto fuera de nuestras fronteras como dentro de la Comunitat Valenciana, en colaboración con otros organismos ligados al club como la Asociación de Futbolistas del VCF.

Foto: Red Farmacéutica