Del lío Otamendi al lío Mangala

Elaquim Mangala fue ayer el tema del día en el valencianismo. El central de origen congoleño del Manchester City era el número uno en la lista de sustitutos de Otamendi, entrando en la operación de Otamendi. Una operación que reportaría al Valencia CF 40 millones de euros para sus arcas, más la cesión del joven defensa.

Sin embargo, el defensa ha disputado los dos encuentros de Premier jugados hasta el momento como titular y cuajando dos buenas actuaciones, especialmente la de ayer frente al Chelsea de Mourinho. Este hecho, ha motivado que el Manchester City se replantee si ceder al joven defensa al Valencia sea la mejor opción y que el propio jugador consifere que lo que debe hacer es luchar en el City por ganarse un puesto como titular. Ayer, Mangala publicaba en su Twitter: “Soy Citizen. Nunca me rindo”, lo cual habla de las intenciones del jugador. Unas intenciones que ya os contábamos anoche en la cuenta oficial de TaronjaNews y de las que hoy se hacen eco diarios como The Guardian.

La operación ha cogido, de momento, otro camino, con el City y Mangala pensando si la cesión al Valencia es la mejor opción, el City se replantea si aumentar la oferta y no incluir ningún jugador. El jugador está en Manchester, a la espera de que se cierre un acuerdo… ¡con alguno de los dos equipos de la ciudad! El United ha vuelto a meterse por medio y a Otamendi le gusta más la opción de los red, ya que tendría menos competencia en la defensa y era su primera opción desde el principio.

Mientras tanto, el Valencia ya ha empezado a buscar nombres de centrales. Con Garay en Rusia esperando acontecimientos, el último nombre en salir a la palestra ha sido Federico Fazio, el ex sevillista que actualmente está en las filas de Tottenham es del agrado de los técnicos valencianistas. El jugador no cuenta para Mauricio Pochetino y lo siguen de cerca el West Ham y el Lyon. En todo caso, en caso de que llegara Fazio, sería solo como complemento, vendrá un central de primer nivel a cubrir la baja de Otamendi.

El culebrón del verano parece el cuento de la haba que nunca se acaba, aunque podría tener las horas contadas. Seguiremos informando.

Por Álvaro Benzal

Foto: Twitter