Diputación toma nota de los representantes municipales, sociales y culturales

Diputación toma nota de los representantes municipales, sociales y culturales. El pasado 14 de julio, Jorge Rodríguez, en su discurso de toma de posesión como presidente definió las líneas estratégicas de la Diputación que se constituía esa misma mañana. En una de las que más insistió fue en la autonomía de los municipios. “La Diputación será especialmente escrupulosa en el respeto a la autonomía local de los municipios”, dijo, para después avanzar que “debemos hacer que el destino de las inversiones quede en manos de quien mejor conoce las necesidades de los pueblos y ciudades: los alcaldes y alcaldesas y concejales y concejalas”.

Igualmente la vicepresidenta María Josep Amigó ratificó en uno de los primeros encuentros comarcales ese objetivo principal, ya que “trabajando juntos siempre vamos a conseguir más cosas, por eso venimos a escuchar y a tomar nota de lo verdaderamente necesario para nuestros pueblos y comarcas”.

Desde el principio del mandato los integrantes del gobierno de la nueva corporación han puesto su empeño en escuchar no sólo a los responsables municipales sino también a representantes sociales y culturales.

La mayor expresión de ese querer escuchar las necesidades de los municipios ha sido la elaboración y puesta en marcha del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles 2015 (PIFS), en el que todos los municipios han querido participar solicitando fondos para los proyectos que cada uno ha considerado más adecuado para sus municipios, al contrario que los anteriores “planes encorsetados”.

Pero también y desde entonces muchos otros proyectos, ideas, inquietudes o necesidades han escuchado, los miembros del gobierno de Diputación en los más distintos escenarios y en busca de la proximidad con los vecinos.

Siguiendo esta línea de proximidad, el presidente Jorge Rodríguez, además de recibir a representantes municipales en la sede de la Diputación, se desplazó junto a la vicepresidenta, María Josep Amigó, a Ontinyent, Bonrepòs i Mirambell, Ademuz, Buñol y Carcaixent para aproximar los planes en favor de la autonomía municipal y presentar el PIFS 2015 en reuniones a las que asistieron todos los alcaldes de las comarcas de la Vall d’Albaida, Horta Nord, el Rincón de Ademuz, Hoya de Buñol-Chiva y la Ribera.

Igualmente, el presidente ha tenido encuentros con líderes políticos como el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, y ha abierto las puertas de la Diputación a colectivos que desde hacía una veintena de años no acudían a la Diputación, como Escola Valenciana. También, entre otros muchos, habló con una treintena de representantes de asociaciones feministas de la Comunitat Valenciana, que jamás.

La vicepresidenta de la Diputación, Mª Josep Amigó, ha mantenido diversas acciones en coordinación con el Consell y el Ayuntamiento de Valencia, en una línea de trabajo conjunto entre las tres administraciones valencianas, para lo que se ha reunido con la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, la Conselleria de Bienestar Social, responsables de las diputaciones de Alicante y Castellón y de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) para abordar la situación de los comedores escolares. En el mismo sentido, Amigó ha celebrado encuentros con el conseller y la directora general de Transparencia, y también con el conseller y el concejal de Cultura por otros asuntos y en la misma acción de trabajo y colaboración interinstitucional.

El vicepresidente segundo de la Diputación y diputado de Hacienda, Toni Gaspar, ha mantenido reuniones con numerosos ayuntamientos para abordar asuntos relacionados con las haciendas locales y su relación con la corporación provincial, así como con entidades bancarias y financieras, sindicatos y los cogerentes de la empresa pública Imelsa de la Diputación para continuar asegurando la solvencia y estabilidad económico-financiera de la propia institución y preparar los presupuestos del próximo año.