El entorno de Canales trata de convencerle para que se quede y luche por un puesto

Sergio Canales

El Valencia CF y Sergio Canales ya tienen claras sus posturas, enfrentadas y mucho más distanciadas de lo que estaban hace una semana, pero la decisión del club de contemplar únicamente un traspaso y de la dificultad para encontrar un comprador en la Liga española provocan que al jugador ya le estén ‘comiendo la oreja’ para que suavice su postura ante Pizzi y el resto del cuerpo técnico.

El enfado del Valencia con Canales es enorme, mezclado con la decepción al contemplar como todo el cariño y paciencia que han tenido con un futbolista asolado por las lesiones, no se ha visto correspondido en cuanto el cántabro se ha topado con las primeras complicaciones desde la llegada de Pizzi al banquillo ‘ché’. Por ello sólo se contempla un traspaso, nada de cesión ni tan siquiera aunque se hagan cargo del salario y paguen una cantidad económica.

Evidentemente, toda vez que jugador y agente han descartado la opción de salir rumbo a la Premier League, donde el Newcastle ha sido el club que más interés ha mostrado en el jugador, la realidad del fútbol español rebaja la ilusión de Canales por contar con minutos lejos de Mestalla hasta final de temporada.

La cesión atraía a muchos interesados, pero pagar los casi 8 millones de euros que el Valencia quiere recuperar por los servicios del mediapunta se presenta como una utopía para aquellos que han tenido a Canales en sus planes.

Real Sociedad, Betis, Málaga o incluso Sevilla habían sido colocados en la lista de posibles destinos para el jugador, pero ninguno de ellos ha ofrecido al agente Antonio Mendoza una propuesta para comprar a Canales, lo que ya ha provocado que tanto representante como la familia estén tratando de hacerle recapacitar y que deje de ver como una falta de respeto la ausencia de convocatorias pasadas.

Porque cuando resta una semana para el cierre del mercado de invierno, y después de que Pizzi haya dicho en rueda de prensa que un futbolista no se puede venir abajo ante la primera adversidad que se encuentre, empieza a tener muchas más papeletas la posibilidad de que Canales continúe en el Valencia y pelee por cambiar los planes que hasta la fecha ha tenido el cuerpo técnico para él.

Una forma de hacer ver que agradece el esfuerzo que realizó el club en el pasado y que, como piensa su entorno, también sabe luchar cuando vienen mal dadas.