El fracaso por Otamendi pone fin al loco mercado de fichajes invernal en el Valencia CF

Vinícius Araújo

Con las 00:00 horas en el reloj tocaba a su fin un cierre de mercado de invierno en el Valencia no apto para cardíacos, un maremágnum de acontecimientos que ha finalizado con la incorporación de cinco caras nuevas como Vezo, Vargas, Vinícius Araújo, Keita y Senderos, y la marcha de Banega, Pabón, Canales, Rami, Guardado y Hélder Postiga.

Y muy cerca estuvo la posibilidad de que Otamendi engrosara la lista de caras nuevas, siendo el capitán Ricardo Costa el futbolista que saliera rumbo al Besiktas de la liga turca. Finalmente estas dos operaciones no se produjeron y estuvieron relacionadas, porque al llegar tarde el Valencia para inscribir en la LFP al central argentino del Oporto, tuvo que dar marcha atrás rápidamente a los planes de deshacerse de un Costa que acudió a Twitter nada más cerrarse el plazo de fichajes.

“Buenas noches a todos valencianistas, quiero confirmar que me voy quedar em Valencia, gracias pelo carinho e afecto de todos…”, escribió el central portugués en la popular red social, calmando los ánimos después de que el club intentase colocarle por todos los medios en otro destino. Pero seguirá al menos hasta final de temporada, manteniendo un lugar en la retaguardia ‘ché’ que no pudo rellenar un Otamendi que estuvo más cerca que nunca.

El central argentino se queda con las ganas después de que Oporto, Valencia y jugador hubiesen llegado a un principio de acuerdo, convirtiéndose en el fiasco de un Rufete que sí que triunfó con las confirmaciones de los fichajes de Vinícius Araújo y Philippe Senderos. También se le enseñó la puerta de salida al argentino Éver Banega, que recala en su amado Newell’s Old Boys -tiene tatuado su escudo en el gemelo derecho- cedido hasta final de temporada, guardándose el club ‘leproso’ una opción de compra de 12 millones de euros.

Rubén Vezo fue otro de los nombres que circuló durante toda la jornada de viernes, colocándole los rumores cedido en algún club como el Elche o el Rayo Vallecano. La posibilidad existió, pero finalmente ni las propuestas fueron tan firmes por parte de estos conjuntos ni el Valencia se decidió a prescindir de un central al que todavía no se le ha podido ver en acción en partido oficial desde su llegada en este mercado de enero. Es una de las tareas pendientes de Pizzi para lo que resta de temporada.

Más allá de que fue un 31 de enero repleto de movimientos confirmados y rumores como los del ‘Chicharito’ Hernández o el central colombiano Éder Álvarez Balanta que milita en el River Plate, el balance con el que finaliza la revolución que han llevado a cabo Amadeo Salvo desde la presidencia, Rufete, Ayala y Salvans desde la dirección deportiva con Pizzi muy atento desde el banquillo es el siguiente: Se han invertido 5,6 millones de euros en los cinco refuerzos mientras que se ha ingresado 4,5 ‘kilos’ por los que ya no están en la capital del Turia.