El Levante se queda sin Europa

El choque comenzó con una ocasión muy clara en el primer minuto para el griego Nikos. Tiró una vaselina a la salida del portero pero el balón marchó fuera. La réplica fue inmediata por parte del Betis. Pabón remató una contra desde la banda izquierda pero mandó el balón por encima del larguero. Fue la ocasión más clara del Betis en toda la primera mitad.

El árbitro no andaba muy fino y mostraba la amarilla a Ruben en el minuto 10 cuando anteriormente la pudo haber visto algún jugador verdiblanco. En el minuto 14 una doble ocasión levantó a los aficionados del Ciutat de València de sus asientos. Una pared entre Pedro Ríos y Valdo dejó al leonés dentro del área pero mandó el balón a las nubes. Posteriormente Acquafresca realizó uu gran disparo que frenó Casto.

En el minuto 21 Acquafresca se retiró por lesión tras el fuerte disparo que realizó en la ocasión anterior. David Navarro la tuvo en una falta botada por Michel, llegó a rebañar el esférico pero salió rozando el palo por el lateral. Las ocasiones del Levante seguían sucediéndose y Pedro Rios con una espectacular maniobra dentro del área chutó a gol pero golpeaba en un defensor bético. Todo el estadio reclamó penalti al entender que golpeó en la mano del defensa.

Posteriormente en el minuto 33 se le anulaba un gol a Iborra por fuera de juego tras una jugada a balón parado. A la contra el Betis salía muy rápido en oleadas pero el Levante dominaba la posesión y con más corazón que acierto generaba muchas ocasiones pero no las llegó a materializar en la primera parte.

Los granota salieron muy fuertes del vestuario. Valdo erró solo con el único obstaculo del portero la mejor ocasión para el Levante pero el guardameta la detuvo. La insistencia de los de Juan Ignacio se vió premiada en el siguiente ataque. Por fin llegaba el 1-0 de la mano de Pedro Rios, que libre de marca en el 49 anotó un magnífico testarazo que envió al fondo de la red. En el 52 Salva Sevilla cayó en el área y los béticos reclamaron la pena máxima. Pepe Mel buscaba un revulsivo y retiró a Salva Sevilla para que entrara en el campo el potente Joel Campbell.

De manera injusta por el balance de ocasiones llegó el empate del Betis que junto al cuarto gol del Sevilla en el Pizjuán desvanecía el sueño europeo para el Levante. Jorge Molina despertó al Ciutat de Valencia con un disparo impecable que ponía las tablas en el marcador. Juan Ignacio Martínez metía más pólvora en el campo. Juanlu entraba por Nikos y Valdo, pitado por un sector de la afición se retiraba por El Zhar. Los dos equipos ya no trenzaban jugadas con facilidad y el empate era el resultado más esperado. El partido no tuvo más ocasiones claras y las únicas aproximaciones al área por parte de ambos conjuntos fueron las jugadas a balón parado.

Lo mejor del partido sin duda la grada joven formada para la ocasión y que ha servido de prueba para la próxima temporada. A final del encuentro se homenajeó a los héroes del 50 aniversario del primer ascenso a Primera división que se produjo en 1953.

Lorenzo Martínez (@LorenzoMMR)