El ‘retruc’ de Rus no intimida a Salvo mientras la tercera vía trabaja en la sombra

Rus por un lado, Salvo por el otro, un posible ‘outsider’ inesperado como tercera vía y mucha preocupación en el resto de actores participantes en el proceso. Las palabras de Alfonso Rus este martes referentes al proceso de venta, y sus ‘dardos’ dirigidos a Amadeo Salvo y Alberto Fabra han metido una dosis extra de presión a una coyuntura ya de por sí bastante delicada.

El presidente del Valencia acusó al político de usar su particular “bola de cristal” en un proceso cuyos detalles no han trascendido. Y el alcalde de Xativa ‘retrucó’ dos días después alegrándose por la retirada de la oferta árabe y denunciando que Salvo, que ha cargado contra la clase política de la Comunitat en los últimos meses, fue precisamente designado por los poderes fácticos para acceder al club el pasado mes de junio. Y eso que los dos, según ambas partes, mantienen una “buena relación”.

Alfonso Rus se ha postulado claramente como presidenciable en la candidatura encabezada por el empresario Mikhail Bosco, con respaldo económico ruso y de la que habló sin tapujos el pasado sábado con sus compañeros de partido. El político también ha mantenido contacto con la oferta de Global Emerging Markets (GEM), y también ocuparía un cargo de responsabilidad si acaba resultado la propuesta ganadora.

En el rincón opuesto de este particular ‘ring’, Amadeo Salvo cuenta con dos avales llamados Peter Lim y Wang Jianlin: si las propuestas de los empresarios singapurense o chino resultasen vencedoras, el presidente podría dar continuidad a su proyecto en la entidad a todos los niveles.

Por lo pronto, los empleados de la parcela deportiva trabajan a destajo planificando la temporada que viene, con la creencia de que Salvo tiene opciones reales de seguir al frente del consejo de administración. El empresario se muestra cauto en público y mantiene su postura beligerante con respecto al resto de actores en el proceso, asegurando que defenderá los intereses del club hasta el último minuto.

Las manifestaciones de un Rus ‘en su salsa’ también han escocido en el seno del Partido Popular de la Comunitat. Más allá de la andanada al jefe del Consell, se cree que el presidente de la Diputación de Valencia trata de abarcar demasiadas responsabilidades al mismo tiempo. Que la presidencia del Valencia sería un cargo incompatible con sus funciones en la Diputación y en la alcaldía de Xátiva. Tanto Fabra como otros miembros del partido, como Serafín Castellano, se lo recordaron veladamente a Rus al declarar públicamente la necesidad de que los cargos políticos cumplan con sus “obligaciones”, que son “crear empleo y salir de la crisis”.

INCOMODIDAD EN FUNDACIÓN Y BANKIA

La Generalitat no es la única que se encuentra molesta con el inusitado protagonismo adquirido por Alfonso Rus en la última semana. Fuentes de Bankia y de la Fundación VCF aseguran estar viviendo con cierta inquietud el hecho de que la batalla se haya elevado a un escenario público, cruce de ‘dardos’ incluido, mientras los técnicos de la Comisión Gestora apuran los días para intentar escoger las mejores ofertas de entre las siete que fueron presentadas el pasado 1 de abril.

Una de ellas, aquella con la que los empresarios Mariano García Montes y Carlos Martínez de Coca aseguran estar vinculados y que cuenta con respaldo de capital árabe detrás, se retiró de la carrera por el Valencia el pasado lunes a través de un escueto comunicado. García Montes explicó en la Cadena Ser los motivos para esta retirada: “Tenemos relaciones desde hace doce años con un grupo inversor de Bahrein. Queríamos comprar el Valencia con nuestras condiciones y no se aceptó, así que adiós muy buenas. Nos han querido desacreditar diciendo que nuestra oferta es una mierda”, exclamó el empresario.

Las particulares condiciones aceptadas por los compradores que presentaron ofertas vinculantes ante la notaría antes de las 16:00 horas del 1 de abril dejan abierta la puerta a movimientos que van más allá de las siete ofertas reconocidas de forma oficial por la Comisión Gestora. Reuniones, contactos e incluso posibles alianzas se han convertido en posibilidades reales entre los diferentes proyectos. Sus cabezas visibles y representantes, hasta el momento, tratan de mantener la compostura.

Según anunció el programa Deportes 7, un representante del grupo Sempre Valenciaque, como avanzó este periódico, lleva trabajando año y medio en un proyecto para la compra del club que ha cambiado varias veces de cabezas visibles, inversores y planificación– habría viajado a tierras árabes para seguir avanzando, desde un discreto segundo plano, en un movimiento que permita a su propuesta hacerse con la entidad de Mestalla.

El resto de ofertas siguen siendo analizadas con lupa por los técnicos de la Comisión Gestora. El ruido de sables en los últimos días ha sorprendido al banco, que en los últimos años ha llevado a cabo más de un centenar de operaciones de compraventa de sociedades y nunca había vivido situaciones tan tensas con la opinión pública como epicentro del debate. El proceso sigue adelante, aunque su finalización sigue siendo una incógnita, tanto en resultado final como en los tiempos necesarios para rematarlo. Salvo habló abiertamente el domingo del mes de junio como fecha definitiva debido a la gran cantidad de ofertas que analizar. En la Fundación, horas después, no descartaban que el proceso se dilate hasta esas fechas.

Foto: Diputación de Valencia