El Valencia alevín se queda a las puertas de la gloria

El combinado dirigido por Darío Aliaga no pudo con el juego de toque y posesión culé, que se hizo con el XX Trofeo Alevín disputado este fin de semana en el estadio de Los Cármenes (Granada).

La final empezó mal para los valencianistas, que pese a empezar asustando con un disparo desde la frontal del coreano Kangin Lee -la estrella del equipo-, pronto vieron perforada su portería desde los once metros. Ansu transformó una rigurosa pena máxima, pese a la buena estirada del guardameta Joan, el gran héroe de las semifinales tras detener varios penaltis.

El Barcelona apretó en la recta final del primer tiempo para lograr el 0-2, pero el palo acudió en ayuda de los valencianistas. Tras el descanso, los culés siguieron dominando y buscando dar la puntilla -el japonés Take casi logra un gol olímpico- pero sería el Valencia el que igualaría la contienda. El delantero Cristian Vassilakis, de cabeza, aprovechó una falta de entendimiento entre el portero y el central catalanes para empatar el partido. Quedaban más de diez minutos por delante.

Sin embargo, el empate no sirvió para que el Valencia tomase la iniciativa. Muy cansados por el sobresfuerzo, los de Aliaga tuvieron un bajón de rendimiento en el tramo final que culminaría con el tanto de Iván, a cinco minutos del final. El 1-2 definitivo llevó a los blanquinegros a abandonar el campo entre lágrimas, no sin antes recibir el reconocimiento de su hinchada. Los Vassilakis, Lee, Francisco, Pablo, Nacho… son presente y futuro del Valencia que viene.