El Valencia Basket invicto una jornada más (65-54)

Serhiy LishchukLa ovación de la tarde-noche se la ha llevado Serhiy Lishchuk

El Valencia Basket suma su victoria número 22 ante el UCAm Murcia, 65-54 a favor de los locales que en dos ocasiones llegaron a estar veinte puntos por arriba en el marcador.

El quinteto inicial taronja ha sido el formado por Guillen Vives, Rafa Martínez, Fernando San Emeterio, Justin Hamilton y Luke Sikma; mientras que por parte de los murcianos fueron J. A. Antelo, Facundo Campazzo, Vitor Benite, Cesar Lima y Sadiel Rojas.

Pedro Martínez no contaba por lesión con Sam Van Rosson, pero el que si estaba disponible y no ha pisado el parquet ha sido Vladimir Lucic que ha entrado en el turno de rotaciones que el entrenador del Valencia Basket nos tiene acostumbrados.

El primer cuarto se caracterizó por los desaciertos del trío arbitral, formado por Carlos Peruga, Carlos Cortes y Antonio Sacristán, que fueron abroncados en más de una ocasión por los 8200 aficionados que en la tarde de hoy se habían dado cita en “La Fontenta”.

Si bien el marcador a la finalización del primer cuarto fue de 15-16, el equipo visitante ya no se volvería aponer por delante en el luminoso durante el resto del partido. Los jugadores del Valencia Basket se retiraban al vestuario en la media parte con una ventaja de 9 puntos (38-29), ventaja que supieron gestionar en la segunda mitad finalizando con un tanteador de 65-54.

Fotis Katsikaris, entrenador del UCAM Murcia, reconocía en la rueda de prensa posterior al encuentro, la superioridad de un Valencia Basket que les ha ganado la partida bajo los aros, tanto en defensa como en ataque, al tiempo que ha mostrado su descontento con los árbitros manifestando que “nuestros árbitros hoy estaban muy muy sensibles, después de pitar unas antideportivas que yo no las entiendo o han cambiado las normas y yo no las conozco

Por su parte Pedro Martínez ha reconocido el gran trabajo del equipo en defensa aunque “en ataque hemos tenido problemas, porque ellos han defendido muy agresivos y cerca de canasta no hemos estado cómodos para anotar” el entrenador local ha afirmado que “yo personalmente me siento más contento cuando tengo que felicitar a los jugadores por lo bien que han defendido que por lo bien que han atacado

Pero la ovación de la tarde-noche se la ha llevado Serhiy Lishchuk, el pívot ucraniano regresaba al pabellón en el que tantas veces fue ovacionado como jugador del Valencia Basket y que en esta ocasión lo fue como jugador rival. El público de Valencia coreo el nombre del croata en la recta final del partido con el fin de que volviera a la pista, hecho que no fue posible, pero que el jugador vio recompensado con una ovación cerrada que hizo que el mismo permaneciese en la pista aun cuando sus compañeros ya se habían retirado por el túnel de vestuarios.

Si Valencia Basket con su victoria número 22 consecutiva sigue rompiendo récords, Rafa Martínez por su parte se alza con la segunda posición como máximo anotador en solitario de la historia del club, con 4137 puntos su próximo objetivo son los 4614 puntos conseguidos Nacho Rodilla.