El Valencia CF de la próxima temporada echa a rodar

Reunión a tres bandas y pistoletazo de salida oficial a la planificación de la próxima temporada del Valencia CF.

En la mañana de este lunes el foco de la noticia estuvo en Paterna. La Ciudad Deportiva acogió la cita entre el presidente Amadeo Salvo, el manager deportivo, Francisco P. Rufete y el entrenador, Nuno Espirito Santo.

Diferencias de opinión y criterio aparte, y con informaciones que apuntan a una lucha de poder en el seno valencianista, lo cierto es que el temprano arranque de temporada – disputar la frase previa de la Champions obliga a adelantar los planes – hace que la incorporación de nuevos jugadores deba planificarse con rapidez.

Sobre la mesa, el refuerzo de las demarcaciones parece claro. Urge un portero para cubrir la baja del lesionado Diego Alves, entre los que los nombres que cobran fuerza son el de Roberto y Víctor Valdés.

A la espera de resolver el caso Otamendi e independientemente de su continuidad, el VCF sabe que requiere reforzar el eje de la defensa. Un central parece objetivo prioritario.

También lo es la demarcación de delantero centro. Jackson Martínez vuelve a ser el deseado. El fichaje obligatorio de Álvaro Negredo condiciona los planes, pero su continuidad no está ni mucho menos asegurada después de una temporada en la que el rendimiento no ha sido el esperado.

Por último, Nuno sueña con la incorporación de un jugador de banda polivalente, ofensivo y que discurra por ambos costados.

En el otro lado, el apartado de salidas también contará con nombres propios, a pesar de que la percepción generalizada es que no hay nombres sentenciados.

El fair play financiero y la capitalización de Peter Lim determinarán la capacidad de fichaje del Valencia CF para el curso 2015-2016. Y en la recámara, o quizá no tanto, la mano del omnisciente agente de agentes. La sombra de Mendes es intensa y alargada.