El Valencia ganaría 60 ‘kilos’ por derechos televisivos y el Levante, la mitad

Lo avanzó Manuel Llorente hace más de un mes en una entrevista concedida a Valencia News: “En la temporada 2016/17, seguramente el reparto de televisión sea mediante una negociación centralizada, y el Valencia se ha garantizado partir con un mínimo cuando esa negociación se produzca”, indicó el ex presidente blanquinegro. Dicho y hecho: los contactos que se han producido para tantear el cambio de modelo televisivo dejarán al conjunto de Mestalla en una posición de fuerza con el nuevo reparto de ingresos.

La reforma de la Ley del Deporte persigue una mayor equidad entre todos los equipos que componen la Liga Española, equiparándola a la distribución existente desde hace años en otras competiciones del continente como la Bundesliga o la Premier League. Hasta ahora, cada club negociaba los derechos televisivos de forma individual con el operador que ofreciese una mejor oferta. En adelante, la negociación será colectiva.

El diario El Mundo apuntó hace días que el Valencia es uno de los equipos con más posibilidades de engrosar sus arcas anualmente si fructifican las ofertas de operadores como Al Jazeera o Sky Sports, que podrían poner hasta 1.000 millones de euros anuales sobre la mesa, un 20% más de la suma total que perciben los clubes en la actualidad.

El club presidido por Amadeo Salvoquien ya en septiembre admitió que Llorente había gestionado y ampliado un buen contrato televisivo heredado de Vicente Soriano con Mediapro– ingresa a fecha de hoy unos 44 millones de euros al año. Con el nuevo reparto, sus ingresos se dispararían hasta rozar los 60 ‘kilos’ por temporada. Una situación que compartiría con el Atlético de Madrid y que, aunque le mantendría en el segundo escalón en el ranking de ingresos, le obligaría a seguir aún lejos de Madrid y Barcelona, que percibirán 140 millones.

La condición que la entidad blanquinegra deberá cumplir será la de renunciar al actual acuerdo que ya tenía concretado con Mediapro -con la que inició su relación en verano de 2009– a partir de la temporada 2015-2016. Clubes como el Sevilla deberían realizar el mismo sacrificio, aunque todos ellos a la postre acabarán ingresando más dinero.

EL LEVANTE UD SUBIRÁ UN 50% SUS INGRESOS ANUALES

Si el negocio parece redondo sobre el papel para el Valencia, mucho más lo es para el Levante UD. El club presidido por Quico Catalán percibió en la temporada 2012-2013 unos 21 millones de euros. A la espera de saber cuánto acabará alcanzando la cifra en la actual campaña, el nuevo reparto favorecería a los equipos más humildes, disparando la cifra hasta unos 30 millones de euros al año.

Un dinero que ayudaría de forma espectacular a reducir la deuda granota y a finiquitar los pagos con los acreedores pendientes tras salir del concurso anunciado en verano de 2008. Actualmente, los derechos televisivos son la piedra angular en la que se fundamenta la recuperación económica y societaria de la entidad levantinista.