El Valencia se deshace de Canales y quiere apostar fuerte por un central como Otamendi

Nicolás Otamendi

Este viernes, a las 00:00 de la madrugada, concluye el mercado de enero en el que el Valencia está llevando a cabo una profunda renovación de su plantilla. Han habido varios movimientos, pero la traca final será hoy con la salida de Canales rumbo a la Real Sociedad, el último arreón por un delantero goleador y la no menos importante incorporación de un central que podría ser el argentino Otamendi.

El argentino, principal obsesión de un Roberto Fabián Ayala que está siendo el que más fuerza ha hecho para convencer a Rufete de que su compatriota debe ser el hombre elegido para reforzar la necesitada zaga ‘ché’. En un primer momento el Oporto se descolgó pidiendo casi dos millones de euros por una cesión hasta junio, truncando unas negociaciones con el Valencia que podrían retomarse muy seriamente este viernes en cuanto se caiga la posibilidad de que su compañero Mangala salga traspasado.

El central belga, antiguo objeto de deseo valencianista y compañero de Otamendi en el Oporto, ha recibido ofertas del Manchester City y el PSG y su marcha dejaría un hueco en el centro de la zaga lusa que impediría la salida de la primera opción del Valencia para mejorar la retaguardia. Si el conjunto que preside Pinto da Costa retiene a Mangala y baja ligeramente sus pretensiones económicas, Otamendi será el regalo de la dirección deportiva a Juan Antonio Pizzi.

En cuanto a las salidas, mientras la incertidumbre se cierne sobre el destino de Vezo y el de Banega, el que ya lo tiene claro es Sergio Canales. El cántabro ha ido cambiando de parecer acerca de su futuro inmediato conforme pasaban las semanas de este mes de enero, fallando en su intento de encontrar una oferta de 8 millones de euros que exigía el Valencia para dejarse salir, y encontrándose con el ‘empujón’ que le ha dado el club para que se fuera una vez que su entorno había logrado convencerle para que se quedara en el club y tratara de cambiar la opinión de Pizzi.

La Real Sociedad es su destino siempre que la revisión médica a la que se someterá en la jornada de hoy no dictamine que sus rodillas son un problema. Finalmente los donostiarras han logrado fichar a su principal objetivo para este mercado invernal, un futbolista por el que desembolsarán 3,5 ‘kilos’, más medio millón más en variables y el 30% de un futuro traspaso de Canales.

El mediapunta, al que en las últimas horas se ha relacionado con un fuerte enfrentamiento con el Valencia por no habérsele facilitado la posibilidad de recalar en el Villarreal y enviarlo a San Sebastián en contra de su voluntad, tendrá que demostrar ahora que sus quejas por no jugar eran fundamentadas. Pero su marcha, por un precio muy inferior al que le tasó el club en un primer momento, resta talento a la plantilla y deja el miedo en el cuerpo de una afición que teme una recuperación futbolística en otro conjunto de la Liga española.