El Zenit de San Petersburgo, cerca de arrebatar al Valencia a Garay

Uno de los sueños de los aficionados valencianistas para la defensa blanquinegra puede desvanecerse en los próximos días. El Zenit de San Petersburgo, uno de los muchos clubes interesados en el fichaje del argentino Ezequiel Garay, está dispuesto a echar el resto y pagar la cláusula del central. De hecho, emisarios del club ruso negocian desde ayer en Lisboa con el Benfica los detalles de la operación, según apuntan varios medios en Portugal.

Garay es una de las opciones prioritarias de Rufete para reforzar el centro de la defensa y, en los últimos días, la dirección deportiva estaba relativamente satisfecha por el aterrizaje de Peter Lim, ya que el magnate mantiene una estrechísima vinculación con el agente Jorge Mendes que hubiese hecho mucho más factible el fichaje del argentino por el Valencia.

Con el nombre de Garay como primero en la lista de refuerzos para esa demarcación, la secretaría técnica podía estar tranquila dejando marchar a Philippe Senderos y esperando a que Ricardo Costa comunique su no continuidad en el club blanquinegro, siempre y cuando llegue una oferta apetecible para el futbolista portugués.

RUFETE LO INTENTÓ EN ENERO

A mediados de enero Rufete y sus colaboradores mantuvieron un contacto con los agentes de Garay en un hotel de Madrid, en el que manifestó a los intermediarios su interés en hacerse con el internacional argentino. Fue horas antes de que se cerrase el plazo para la recepción de ofertas en Bankia, estipulado el 15 de enero por la tarde.

En dicho cónclave, los agentes de Garay omitieron que negociaban también con el Zenit, que presentó una propuesta alta en lo referente al traspaso -los veinte millones de euros que el Benfica fijó como cláusula de rescisión- pero también en lo salarial para el futbolista, con un contrato practicamente irrechazable. Garay, eso sí, pidió permanecer en el club luso hasta final de temporada.

Ahora, cuando llega el momento de cambiar de aires, el argentino tiene avanzado su acuerdo para emigrar a Rusia. Otros clubes, como el Manchester United, también están interesados en el central. El Valencia juega con el factor Lim a favor, pero puede haber llegado tarde.

Foto: AFP