Encrucijada: la Fundación VCF, entre la ratificación de Lim y las dudas razonables

Cuanto más se acerca el momento de convocar la reunión del Patronato de la Fundación VCF para ratificar la oferta de Peter Lim, votada favorablemente por unanimidad el pasado 17 de mayo, más son las dudas e interrogantes que surgen respecto al proceso de venta del Valencia. Alcanzamos el final de la semana con el cónclave todavía sin convocar.

Fuentes de la Fundación aseguran que el trabajo de la consultora Pricewaterhouse Coopers en la redacción del contrato de compraventa accionarial y del informe comparativo entre la oferta actual y la de hace un mes está “a punto” de rematarse. Pero el hecho es que todavía sigue en el aire la cita que debía celebrarse a principios de la semana próxima, tras innumerables retrasos. De no convocarse en la jornada de hoy -hay patronos que siguen esperando la llamada para este viernes-, habría que sumar un nuevo aplazamiento.

ASESORAMIENTO DE MARIANO DURÁN PARA AJUSTAR Y DETALLAR EL CONTRATO

Valencia News informó hace dos días de la presencia en el proceso de un asesor externo para la Fundación VCF que sumase su trabajo al que está realizando PwC a la hora de redactar los contratos. La Cadena Ser destapó el nombre de dicho consultor este jueves: Mariano Durán, decano del Ilustre Colegio de Abogados de Valencia (ICAV). La Fundación, a media tarde, elaboró un comunicado público para explicar la versión oficial del trabajo realizado por el jurista en los últimos días.

Según fuentes consultadas por este periódico, la Fundación VCF solicitó hace un par de semanas a Durán que aportase su experiencia y contrastada solvencia en este tipo de operaciones -su despacho profesionasl, Benlloch & Durán Lalaguna Abogados, está especializado en derecho de empresas y contratación nacional e internacional– para asegurarse la máxima rigurosidad en la redacción de los contratos.

A su posición como decano del ICAV, Durán suma su cualidad de consultor independiente -no guarda relación alguna con el Valencia CF ni con PwC y se ha incorporado al proceso en los últimos días- y el hecho de haber sido uno de los tres administradores concursales que pilotaron con acierto incuestionable la transición del Levante Unión Deportiva de club al borde de la desaparición a entidad prácticamente saneada a través de un concurso de acreedores voluntario. En dicho proceso también se llevaron a cabo operaciones con la mayoría accionarial del club en liza, que en aquel caso acabó residiendo en manos de la Fundación Cent Anys del club de Orriols.

El trabajo del jurista -que costará a la Fundación VCF entre 20.000 y 30.000 euros, “cifras asumibles y lógicas teniendo en cuenta la especialización requerida para su labor”– ha consistido en diseccionar los diferentes borradores que han ido pasando por las manos de Fundación, Meriton Holding y PwC a lo largo de los últimos días, definiendo y matizando diferentes aspectos para asegurar la menor cantidad de potenciales problemas en el futuro.

Durán no quedó nada satisfecho con el primer borrador recibido la pasada semana y puntualizó que, en esas condiciones, la venta no era recomendable. Inmediatamente preparó una batería de sugerencias y modificaciones para que la Fundación, a través de PwC, pactase con Mériton. Una de sus primeras recomendaciones fue que la redacción del contrato de compraventa fuese en idioma español, al ser la Fundación una entidad de nuestro país y debido a que en el idioma inglés hay ciertos términos legales específicos que pueden dar lugar a equívocos durante la traducción. Así se hará en el contrato definitivo. También sus sugerencias trataron de garantizar una mayor protección jurídica y económica a la Fundación tras sugerir un refuerzo de las garantías ofrecidas por la empresa del magnate de Singapur.

Dentro de los 25 puntos que, ante notario, las ofertas aspirantes a comprar el club se comprometían a cumplir, estaba incluida una suerte de ‘señal’ de diez millones de euros que la ganadora debía depositar como muestra de solvencia mientras la compraventa accionarial se remataba. Dada la complejidad de la operación con Meriton, en la que al traspaso de acciones se le suma el pago aplazado a Bankia por el 70,4% de los títulos -el magnate sólo abona ‘a tocateja’ 22 millones de euros– y, además, la refinanciación del crédito de 230 millones del club con la entidad bancaria, este ingreso a cuenta no se ha realizado pero sí se han tratado de atar al máximo las garantías ofrecidas por la empresa de Peter Lim. Ese ha sido otro de los puntos en los que Durán ha insistido al máximo.

UN SECTOR AMPLIO DE PATRONOS SIGUE CON DUDAS

Afinar, pulir y rematar el contrato de compraventa, con PwC como asesor principal y los ‘imputs’ de Durán, sigue siendo uno de los dos pasos necesarios antes de convocar la reunión. El otro, como se ha informado en las últimas semanas, es el informe comparativo elaborado por PwC entre la oferta recibida -y votada a favor- el pasado 17 de mayo y el convenio final alcanzado entre Meriton y Bankia. Sin esos documentos, el Patronato no se convocará. Algunos patronos esperaban poder hacerlo a finales de esta semana y que se celebrase el lunes 23 o el martes 24, pero el tiempo juega en su contra.

La división en el seno del Patronato es evidente y palpable. Los interrogantes se acumulan y hay puntos en los que el acuerdo no parece posible. Existen patronos que, cansados del proceso de venta, se encomiendan al trabajo de PwC en su informe y a la redacción de los contratos para dar el sí a Peter Lim en la próxima reunión, ratificando su decisión el pasado 17 de mayo. Consideran que las tensiones que han existido -y existen- con Meriton en la elaboración de los contratos son “lógicas” y propias de un proceso de negociación tan importante como este.

Por contra, otro sector del organismo -compuesto, principalmente, por patronos institucionales– no tiene nada clara la orientación de su voto. Para que Lim sea ratificado como futuro comprador, hace falta una mayoría de dos tercios en la votación. Las dudas se amontonan y los últimos acontecimientos no invitan al optimismo, al menos a su juicio. El informe que PwC -contratada en su día por Amadeo Salvo en nombre del club y cuyos honorarios paga en parte la propia Fundación- facilite a los patronos será estudiado pormenorizadamente. Con lupa. Se cree que ha habido cambios sustanciales en la oferta definitiva en el último mes. En esas condiciones, varias de las instituciones tienen previsto, a través de sus representantes en el patronato, no ratificar la propuesta de Lim, paralizando así la venta de las acciones.

A ello se le suma la inquietud generada por el requerimiento notarial enviado a los patronos hace unas semanas por parte de Emilio Granell, cabeza visible de Aedifica -que constituía el cincuenta por ciento del operador Newcoval– en el que instaba a todos ellos a replantear el proceso y reclamaba el pago del trabajo realizado por su empresa en el marco del proyecto ‘Valencia Dinamiza’. Según Las Provincias, la cifra reclamada es de noventa millones de euros. De seguir adelante con la venta a Lim, algunos patronos creen que se podría estar incurriendo en irregularidades, lo que conllevaría responsabilidades y un posible traslado del conflicto a los juzgados.

Foto: EFE