Euroliga: El Real Madrid deja atrás su pesadilla y el Barça arrolla sin Arroyo

El primer paso hacia la Final Four está dado. Barça y Real Madrid asestaron en casa dos duros correctivos a sus rivales en el inicio de los cuartos de final de la Euroliga, allanando el camino que les debe conducir hacia el enfrentamiento directo en las semis de Milán. El Galatasaray puso en aprietos a los catalanes hasta que Carlos Arroyo se lesionó (88-61), mientras que el Olympiacos remontó 15 puntos en la primera parte pero sucumbió ante el poder de Rudy Fernández en la segunda (88-71). Para bien o para mal, aquí deciden las estrellas.

(1) FC BARCELONA 88 – 61 GALATASARAY (0)

En el caso del conjunto azulgrana, la lesión de Carlos Arroyo marcó un antes y después en el encuentro… y quién sabe si en la eliminatoria. El base boricua se torció el tobillo en la primera parte al caer sobre Dorsey justo cuando estaba dando un auténtico recital en el Palau (14 puntos) y no regresó a la pista, lo que hundió las aspiraciones de un Galatasaray perdido que no sabe si podrá contar con él durante el resto de la serie. Los turcos tiraron la toalla de forma bochornosa a pesar de irse al descanso dos puntos arriba (33-35, min. 20).

Dos repulsivos tuvo el Barça en sus filas. El primero fue Joey Dorsey, imperial en la pintura. Si los primeros minutos fueron dominados por Arroyo y su conexión en el pick&roll con Furkan Aldemir, la entrada del pívot americano levantó un muro impenetrable cerca de la canasta local (8 puntos, 11 rebotes, 2 tapones y 18 de valoración). Después, Jacob Pullen dinamitó el choque desde el banquillo con 11 puntos en 13 minutos. No hubo más historia (88-61, min. 40).

(1) REAL MADRID 88-71 OLYMPIACOS (0)

Por su parte, el Real Madrid superó sus fantasmas pasados al derrotar a un Olympiacos que por momentos quiso reeditar la final de la temporada pasada paso a paso. Con una defensa soberbia (4 robos de Mirotic en el primer cuarto), los blancos pronto se escaparon en el marcador tal y como sucedió hace apenas un año en Londres (27-12, min. 10). Sin embargo, la entrada del exestudiantil Cedric Simmons cambió la fisionomía del encuentro y Spanoulis asumió el mando en ataque para equilibrar el encuentro al descanso (48-41, min. 20).

Sin embargo, el escolta griego se quedó atascado en 18 puntos y Rudy Fernández lideró la escapada de los de Pablo Laso en el tercer cuarto. El alero balear ejerció de líder madridista y acabó con 20 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias para 34 de valoración, pero además también consiguió desquiciar al conjunto griego. El próximo jueves, segundo asalto (88-71, min. 40).