Gary Neville, destituído

NevilleGary Neville destituído como entrenador del Valencia CF

El Valencia CF acaba de hacer oficial la destitución de Gary Neville como técnico del club. Pako Ayestarán será el que le releve hasta final de temporada.

El técnico inglés que se encontraba fuera de España en su labor como segundo entrenador de la selección inglesa, no volverá a sentarse en el banquillo de Mestalla. El club “ha decidido realizar este cambio buscando el mejor interés para el Valencia CF en vistas al final de la presente temporada”. El Valecia CF ha querido agradecerle al ex jugador del Manchester United su labor durante todo este tiempo.

Pako Ayestarán, que ya formó parte del conjunto valencianista en la época de Bénitez y que se reincorporó al club como ayudante hace apenas un mes, será quién ocupe su lugar en el banquillo hasta el final de temporada.

“El Valencia Club de Fútbol ha rescindido hoy su relación contractual con Gary Neville como entrenador del primer equipo. Después de analizar con detenimiento la situación deportiva, el Club ha decidido realizar este cambio buscando el mejor interés para el Valencia Club de Fútbol en vistas al final de la presente temporada. El Club agradece su trabajo a Gary Neville y le desea la mayor de las suertes en el futuro.

En consecuencia, el Club ha nombrado hoy a Pako Ayestarán como primer entrenador hasta el final de la presente temporada.

Ayestarán fue entrenador ayudante del Valencia CF entre 2001 y 2004 y ayudó al Club a conseguir dos títulos de Liga y una Copa de la UEFA.  Desde 2004 a 2007 en el Liverpool colaboró como asistente para conseguir una Champions League en 2005 y una FA Cup en 2006. Posteriormente ha ejercido de primer entrenador en Maccabi Tel Aviv ( Campeon de Liga y 2 Copas en Israel) y en México ha entrenado Santos Laguna y al Estudiantes Tecos, con el que fue Campéon del Torneo Clausura.”

El técnico inglés ha querido despedirse con un breve mensaje:

“Quiero dar las gracias al Valencia Club de Fútbol, a los aficionados, al cuerpo técnico, a los trabajadores y a los jugadores. Me hubiera gustado continuar con el trabajo que empecé, pero entiendo que estamos en un negocio que se basa en los resultados y en los 28 partidos –diez victorias, siete empates y 11 derrotas- éstos no han estado al nivel que me exijo y al que requiere este Club”.