Gayà si, Guaita no

Vicente Guaita volvió a sentarse en el banquillo en el encuentro frente al Ludogorets. Muchas eran las especulaciones que apuntaban a su posible incorporación al once inicial en el día de hoy. La realidad fue que Diego Alves, titular indiscutible desde la llegada de Juan Antonio Pizzi,  volvió a defender el arco valencianista.

El meta de Torrent no disputa un partido de Liga desde la decimoséptima jornada frente al Real Madrid en el que Jesé le coló un gol por el palo que debía defender. El envite copero frente al Atlético de Madrid también tuvo al guardameta valenciano como desafortunado protagonista. Guaita tuvo dos malos partidos que unidos al precedente del Real Madrid marcarían su trayectoria en la temporada.

Gayà fue el principal nombre propio en el partido que enfrentó al Valencia frente al Ludogorets en Mestalla. El jovencísimo lateral izquierdo de Pedreguer estuvo especialmente activo durante los 70 minutos que disputó y fue una garantía en defensa por el carril izquierdo. Su velocidad e internadas por banda en ataque fueron frecuentes y pudieron hacer mucho daño al Ludogorets.

Gayà mostró a la afición de Mestalla sus dotes y habilidades que mucho recuerdan, en cuanto a características, a otros jugadores que ocupan o han ocupado su posición como fueron Jordi Alba en su día, y Juan Bernat en la actualidad. En el minuto 70′ fue sustituído por Bernat tras retirárse quejandose de molestias en los isquiotibiales de la pierna derecha.

En cuanto al partido, la eliminatoria, que venía precedida de un 0-3 en la ida, estuvo condicionada por la abultada renta que obtuvo el conjunto che en tierras búlgaras. Esto se denotaba tanto en la grada, con una entrada inferior a la mitad de la capacidad,  como en el juego. Ni si quiera el conjunto visitante buscó con ímpetu algún resquicio de remontada. El Valencia fue el dominador del juego y de las ocasiones.

Foto: EFE