Joaquín Caparrós: “Vamos a intentar dar una buena imagen y que no hayan lesionados”.

Último entrenamiento del Levante antes de la cita copera frente al FC Barcelona. Un partido donde el cuadro valenciano tendrá que remontar el 1-4 cosechado en el partido de ida en el Ciutat de València si quiere estar en las semifinales de Copa del Rey. Tras la sesión, Joaquín Caparrós compareció en rueda de prensa para hablar del encuentro de este miércoles.

 Caparrós ve muy difícil el hecho de que el Levante pase la eliminatoria de mañana: “Si de por sí, es complicado ese resultado, más todavía con el Barcelona. Vamos con la ilusión de hacer un buen partido y que no haya ningún tipo de desgracia. Que no haya lesionados porque perder a un jugador durante un largo periodo de tiempo, seria una desgracia”.

Es importante obtener un resultado positivo para que la moral de la plantilla siga intacta: “Vamos a intentar dar una buena imagen, eso nos refuerza. Todo buen resultado te refuerza anímicamente. Van chicos que no jugaron en el último partido de liga y eso a ellos también les reforzará. Nosotros necesitamos a toda la plantilla e incluso a los jugadores del B. Los puntos que quedan son muy importantes y necesitamos tener a todos al cien por cien”.

El objetivo del Levante es dar una buena imagen en el estadio catalán. “Hemos padecido lo que es el Nou Camp. Pero vamos a intentar dar una buena imagen y sobre todo que no haya ningún tipo de lesionado”, confirmó Caparrós.  El técnico utrerano piensa que toda la polémica de Rosell no afectará al rendimiento del Barça: “Creo que en absoluto. El futbolista tiene un impermeable que le resbala todo ese tipo de cosas. Ellos tendrán toda la información de sus directivos, pero Dani Alves, Piqué y Messi van a jugar igual a pesar del lío que haya dentro”.

Por último, el técnico levantinista ha bromeado acerca del precio que pagaría para fichar a Lionel Messi: “Es complicado ponerle precio. Los mejores jugadores del mundo tienen que estar bien pagados. ¿Qué pagaría por él?, yo por tenerlo en mi equipo lo que fuera. Si por un delantero de 20 goles me cortaría los dos brazos, imagínate por Messi (risas)”.