La lesión de Mathieu se queda en un susto; el futbolista temía que fuera algo grave

Finalmente no se cumplieron sus temores sobre su maltrecho tendón de Aquiles y el central francés del Valencia, sustituido en la noche de ayer mostrando una ostensible cojera, sólo tiene una sobrecarga en la zona afectada del tobillo derecho. Podrá estar en los compromisos decisivos que se avecinan en las próximas semanas.

Este viernes se quedó en el gimnasio y no saltó al césped de la Ciudad Deportiva de Paterna para ejercitarse junto a sus compañeros el día después de la mágica noche en la Europa League. Junto a él estuvieron los lesionados de larga duración: Diego Alves, Víctor Ruiz y Senderos.

Los doctores volvieron a examinarle y no consideraron necesario que abandonara las instalaciones de entrenamiento para pasar las habituales pruebas médicas, quedando descartada una baja de larga duración para uno de los ídolos de la hinchada valencianista.

El club no era anoche tan pesimista como Mathieu respecto a sus molestias y tan sólo consideraban como una contusión el problema físico del galo, aunque él tomó el camino de su domicilio con la sensación de que podía haberse reproducido el problema en la zona del tendón de Aquiles que le tuvo bastante tiempo apartado de los terrenos de juego en el pasado.

Por suerte, todo parece haber quedado en un susto y una de las piezas clave del Valencia de Pizzi estará lista para contribuir en las últimas jornadas de Liga y por supuesto en el sueño de conquistar la Europa League.

Foto: Lázaro de la Peña / VCF