La plantilla enloquece con el apoyo incondicional de Mestalla

Tras la hazaña, tocaba celebración a lo grande. La plantilla valencianista salió a la fachada exterior de Mestalla, aquella que da a la Avenida de Suecia, para festejar el pase a las semifinales de la Europa League tras derrotar al Basilea (5-0) junto con más de 2.000 aficionados enfervorecidos que vitoreaban a sus ídolos desde la calzada.

Circular por la calle fue absolutamente imposible durante quince minutos de locura, con cánticos a Paco Alcácer, la continuidad de Seydou Keita e incluso gritos de “¡Salvo, Salvo!” entre la multitud. El cántico estrella, no obstante, fue la versión 2014 de un éxito que pegó fuerte en el año 2000: “¡Sí, sí, sí, nos vamos a Turín!”

El capitán del equipo, Ricardo Costa, no ocultó su alegría por el éxtasis de los aficionados: “Conseguir la remontada y meternos en semifinales es motivo de orgullo para Mestalla y para todos los valencianistas. Siempre han estado con nosotros, en los momentos buenos y malos”, explicó a VCF Play.

El lesionado Jeremy Mathieu, pese a sus molestias, calificó de “noche increíble” la celebración: “Toca disfrutar. Podemos salvar esta temporada logrando esta Copa, todos unidos podemos ganarlo todo”, exclamó el central.

Foto: Lázaro de la Peña / VCF