Objetivo: ampliar el Proyecto Wanda a un patrocinio de alto nivel

De casi 2 millones de euros anuales a una cantidad cuatro veces superior. Ese es el objetivo que persigue el Valencia con el Proyecto Wanda: ampliar los años del convenio y la cantidad de niños que aterricen en Valencia para aumentar los ingresos por parte del Dalian Wanda Group. La visita del señor Wang Jianlin el pasado fin de semana no fue más que un paso más en esa dirección.

Pese a la intensa rumorología que ha envuelto la visita el pasado fin de semana por parte del empresario chino, desde el club se insiste en que el señor Wang no tiene absolutamente ninguna relación con lo que sucede a fecha de hoy con el proceso de venta del Valencia. Sí que inciden, en cambio, en el hecho de haber estrechado lazos con uno de los hombres más poderosos del lejano Oriente y poseedor de una fortuna valorada en 16.000 millones de euros.

PROYECTO WANDA: MÁS AÑOS, MÁS NIÑOS, MÁS DINERO

Jianlin quedó ciertamente impresionado por las posibilidades que ofrece Valencia y su entorno a la hora de desarrollar una iniciativa que en España también está llevando a cabo el Wanda Group junto a Villarreal y Atlético de Madrid. Una veintena de niños de diferentes edades y etapa formativa viven en Valencia a fecha de hoy, reportándole al club blanquinegro una cifra de en torno a dos millones de euros al año.

En tiempos de necesidad económica, y pese a que el club está en pleno proceso de venta y existen probabilidades de que la administración Salvo quede disuelta el próximo verano, el presidente sigue trabajando como si fuese a continuar en su cargo la temporada que viene. Y eso incluye cerrar contratos de patrocinio importantes para engrosar las cifras de ingresos de la entidad. Al respecto, Amadeo Salvo y sus colaboradores siguen intensificando las negociaciones para arrancarle al señor Wang una ampliación del convenio del Proyecto Wanda.

El objetivo es ingresar una cifra cercana a los ocho millones de euros anuales dentro de unos años, con la llegada de más generaciones de niños chinos a los que formar en el idioma, culturalmente y futbolísticamente. La etapa formativa de los pequeños superaría, en dicho caso, los tres años de estancia que actualmente están estipulados, y podría ampliarse a toda su etapa adolescente. El plan proyecta una cifra de futbolistas en formación de entre setenta y ochenta jugadores a la vez en Paterna. Más años, más niños, más dinero. Unos ingresos que podrían compensar, por ejemplo, la firma con algún patrocinador de la camiseta que no alcance las cifras que el Valencia espera a fecha de hoy. La colaboración, por tanto, beneficiaría a todas las partes.

Una de las posibles mejoras que se baraja en caso de ampliar el acuerdo de colaboración tendría como epicentro la residencia de la Ciudad Deportiva de Paterna. Actualmente los niños duermen en el internado del Colegio Iale – Elians de l’Eliana, donde además los chavales aprenden a desenvolverse en el idioma español y el inglés. Aumentar el número de niños en Paterna convertiría en rentable una reforma de las instalaciones que supondría poco más de 200.000 euros, una cantidad inferior a la que el Valencia abona anualmente a la escuela para que los niños se alojen en sus instalaciones.

Foto: Bloomberg