¿Otamendi es jugador del Valencia?

Fue uno de los nombres de mayor relumbrón en el mercado de fichajes, y su no incorporación fue una decepción importante para los aficionados blanquinegros. El Valencia buscó hasta minutos antes del cierre del mercado el pasado 31 de enero el fichaje del central argentino Nicolás Otamendi, pero se quedó con las ganas. Pese al buen entendimiento entre el club de Mestalla y el jugador, y la intención de Rufete de retomar su fichaje el próximo verano, el mercado ruso ha hecho peligrar dicho movimiento. Pero la historia ha adquirido tintes rocambolescos en las últimas horas: el jugador no fue inscrito por el Oporto para la segunda fase de la Europa League y el Oporto insiste en que el acuerdo de cesión por el jugador está firmado y es legal.

Según el diario O Jogo en su edición de hoy, el Oporto sostiene que Otamendi es jugador del Valencia a todos los efectos. Que la documentación sobre su cesión al equipo de Mestalla, por la cual el Valencia abonaría un millón de euros por estos seis meses hasta el 30 de junio, está firmada. De hecho, el central no participó en la sesión de entrenamiento del Oporto este lunes. El club se limitó a informar de que la ausencia del futbolista se debía a motivos personales y a que contaba con permiso de la entidad. El jugador de 25 años tampoco ha sido inscrito en la segunda fase de la Europa League con el equipo de ‘los dragones’.

Portada O Jogo

Así, el futbolista sería propiedad del club blanquinegro que, al no poder inscribirlo ya en el registro de la LFP, debería tenerlo seis meses sin competir -algo poco probable, con el Mundial de Brasil en el horizonte- o bien cederlo a su vez a otro equipo que milite en una liga en la que el mercado de fichajes siga abierto todavía. El Oporto, siempre según el rotativo luso, cree que esa problemática ya no es de su competencia.

Una información que contrasta diametralmente con lo que se traslada desde el Valencia. Si bien en todo momento el club reconoce que el acuerdo estuvo a pocos minutos de cerrarse definitivamente, y se alude a las dudas respecto al pasaporte del jugador -que hubiese ocupado plaza de extracomunitario, dejando fuera del cupo a Jonas, Araújo o Vargas– para no rematar el acuerdo de cesión. La operación no se produjo, por lo que entienden que no deben abonar nada y que el jugador pertenece al Oporto.

INTERÉS DEL ZENIT

El embrollo legal que se desprende de las posturas enfrentadas entre Valencia y Oporto respecto a Otamendi ha hecho que el futuro del jugador pase a un segundo plano. El futbolista, enfadado según su entorno de no concretar el pasado viernes su pase al Valencia, tenía el compromiso verbal por parte del equipo de Mestalla de acometer de nuevo su contratación en verano. Sin embargo, el interés del Zenit en las últimas horas -Otamendi sería una petición expresa de Spaletti– y el hecho de que el mercado de fichajes ruso siga abierto hasta el 24 de febrero dejan una opción abierta para que el central, si finalmente el Oporto mantiene sus derechos federativos, cambie de aires.