Un Pizzi dolido se despedirá del Valencia a principios de la semana que viene

Juan Antonio Pizzi vive uno de los tragos más amargos de su carrera profesional. El técnico argentino pasa estos días recluido junto a su familia en Argentina, intentando apurar las vacaciones y desconectar del mundanal ruido después de confirmarse su rescisión contractual hace apenas unas horas.

Pese a haber cobrado íntegramente el año de contrato que le restaba, el ‘Lagarto’ reconoce a su círculo más próximo que ese no era el fin que esperaba para su etapa en el Valencia. Que haber arriesgado en diciembre dejando un proyecto campeón en San Lorenzo, con la opción de jugar la Copa Libertadores con el conjunto bonaerense, para venir a un Valencia sumido en una crisis de resultados galopante merecía otro trato. Merecía, al menos y siempre según fuentes próximas al preparador, la oportunidad de empezar una temporada armando el equipo a su gusto.

“Cuando un técnico agarra un equipo desde cero, lo arma a su estilo. A nivel técnico, táctico y físico”, confesó hace unas horas el agente del técnico, Ricardo Schlieper, a este periódico. “Pizzi no tuvo la oportunidad. La anterior ocasión en San Lorenzo, agarró al equipo y lo sacó adelante bastante bien en media temporada. Al año siguiente, salió campeón tras armarlo a su estilo. En el Valencia podría haber ocurrido algo así, Pizzi estaba convencido”, agregó.

El de Santa Fe ya es pasado en el Valencia y toca buscar nuevos retos profesionales. Sin embargo, la salida del club le ha pillado con el pie cambiado, hasta el punto de que su plan vital para los próximos meses pasaba inevitablemente por una estancia en Europa a la que su familia ya se había hecho a la idea. Por eso, Pizzi tiene previsto regresar a Valencia el próximo lunes o martes y permanecer en la capital del Turia o en otros lugares de la geografía española a la espera de algún banquillo que poder ocupar en las ligas de nuestro continente.

Tras su aterrizaje, que podría coincidir en el tiempo con el arranque de la pretemporada de su ex equipo en la Ciudad Deportiva de Paterna, el ‘Lagarto’ tiene previsto protagonizar una comparecencia pública en la que se despedirá oficialmente del club y de los aficionados del Valencia, con los que su entorno reconoce haber mantenido una química excelente en el medio año que ha pasado como técnico blanquinegro. La escenificación del acto, sin embargo, todavía está a esta hora por concretar.

ENFADO MONUMENTAL PERO NO SE PREVÉN MALAS PALABRAS

En su despedida, es poco probable que Pizzi exprese en voz alta el malestar y cabreo mayúsculo que porta con las figuras de presidente y manager general desde hace semanas. Según pudo confirmar este diario, la última charla telefónica que el técnico mantuvo con Salvo y Rufete tuvo varios momentos tensos, con reproches por parte del preparador tras sentirse traicionado por el viraje de ciento ochenta grados para complacer los deseos de Peter Lim.

Pizzi lamenta la falta de franqueza de Salvo, que empeñó su palabra hasta en dos ocasiones en el mes de mayo en dos contactos mantenidos de cara a la planificación de la temporada próxima. Entonces, Salvo aseguró a Pizzi que él encabezaría el proyecto 2014-2015. Apenas un mes después, el argentino fue ‘puenteado’ en la reunión deportiva del 11 de junio en la sede de Power Electronics. Allí estaban Rufete, Salvans, Ayala, Jorge Mendes e incluso la ejecutiva Lay Hoon, mientra Pizzi permanecía ajeno a todo a unos pocos kilómetros mientras disfrutaba de sus vacaciones en una playa de la capital del Turia. Dos días después, la confirmación: “Te ha tocado”, le dijo el presidente.

El paso de los días puede servir para reducir el ‘calentón’ del argentino, que recrimina también a Rufete el no haberse ‘mojado’ por él y piensa que todo lo ocurrido podría haberse concretado mucho antes. Si no contaban con él, la rescisión debería haberse firmado hace un mes: su entorno insiste en que así quizá le hubiese dado tiempo a moverse en el mercado y encontrar equipo. El próximo 7 u 8 de julio, el ‘Lagarto’ se despedirá de la que fue su afición los últimos ocho meses. Horas después, la plantilla tomará un avión rumbo a Herzogerenauch (Alemania) con Nuno encabezando la expedición… en una pretemporada que diseñó el propio Pizzi.

Foto: VLC NEWS