Pizzi tendrá que esperar para tener a sus órdenes a Gayà

José Luis Gayà

José Luis Gayà supo la semana pasada, en plena vorágine del cierre del mercado de fichajes, que la marcha de Guardado le convertía automáticamente en un miembro de pleno derecho del primer equipo del Valencia CF. La pena para él, y también para Pizzi, es que una pequeña recaída de los problemas musculares que sufre desde hace tres semanas posponen su integración a la dinámica de los ‘mayores’.

Y es que la ausencia del joven lateral izquierdo de 18 años es una de las cosas que más llaman la atención de los entrenamientos del Valencia CF en la presente semana. La gran realidad futbolística de la Academia Gloval, uno de los favoritos de Rufete, desde su llegada el pasado verano ya tuvo entre sus prioridades conseguir que Gayà formase parte de la primera plantilla cuanto antes.

De momento, la lesión en los isquiotibiales que se produjo el pasado 11 de enero en la victoria por la mínima del Valencia Mestalla frente al Atlético Baleares, le tiene sometido a la rehabilitación. El pasado viernes sufrió un pinchazo en la zona afectada cuando parecía estar a punto de integrarse con total normalidad al ritmo de trabajo de sus compañeros del filial, retrasando su ‘fichaje’ por el cuerpo técnico que lidera Juan Antonio Pizzi hasta dentro de, al menos, un par de semanas.

Mientras tanto, la gran esperanza del Valencia para su banda izquierda durante la próxima década continua con el tratamiento para estar en las mejores condiciones posibles después de casi un mes alejado de los terrenos de juego. Soñando con incorporarse cuanto antes al trabajo del día a día y repetir la experiencia que tuvo hace unos meses en la Europa League, con su debut en Mestalla frente al Kuban Krasnodar.