Primera consecuencia del ‘caso Neymar’: Sandro Rosell dimite como presidente del Barcelona

El presidente de FC Barcelona, Sandro Rosell, ha presentado su dimisión irrevocable por el ‘caso Neymar’ en una reunión de urgencia con sus directivos en el Camp Nou. Le sustituye, hasta el 30 de junio del 2016, el hasta ahora vicepresidente deportivo Josep María Bartomeu.

Rosell comunicó su decisión a sus directivos esta tarde y, después, la anunció a los medios de comunicación en una repleta sala de prensa del Camp Nou, donde ha leído un comunicado razonando su adiós, durante cinco minutos, tras el cual no ha admitido preguntas.

Rosell abandona la presencia cuando aún le quedaban dos años y medio de mandato, por sentirse agotado y enfadado por los constantes ataques que, en su opinión, recibe el club en el ámbito judicial, aunque la razón fundamental es la incompatibilidad que existe entre la presidencia y una eventual imputación judicial, que podría desprenderse de la querella que ha admitido a trámite la Audiencia Nacional contra él.

Además, en su comparecencia, Rosell ha subrayado que no se sentía cómodo con los ataques que ha estado recibiendo por anónimos, así como su familia. Con lo anunciado en el día de hoy, pone punto y final a tres años y medio como presidente, y deja al frente de la institución al vicepresidente Bartomeu, quien deberá pilotar el club hasta final del mandato, por lo que se desvanece la idea de adelantar elecciones para este verano.