Romeu, fichaje o fichaje

El Valencia debería echar el resto por Oriol Romeu, un jugador con un tremendo potencial, que dejaba indicios de ello, desde su prematura marcha de la Masía para recalar en el Chelsea, que pagó 5 millones por él, sin tener apenas experiencia en la élite.

Al principio le costó, y una vez adaptado por completo al juego de los locales de Stamford Bridge, las lesiones (el peor apartado de todo futbolista), hicieron acto de presencia. Aprovechando la tesitura, venía de una larga lesión y tenía a varios jugadores por delante en su puesto, el Valencia, a partir de su siempre discutido director deportivo Braulio, decidió obtenerlo en calidad de cedido.

A pesar de que en los primeros partidos tuvo una aportación testimonial, empezó a ganarse el puesto de stopper titular, desde el partido de Europa League vs Swansea, en el Liberty Stadium, donde demostró que estamos ante un jugador de muchos quilates y con un futuro prometedor.

Desde aquel partido, sus únicas ausencias han sido por temas físicos (excepto vs Atlético en Copa por rotaciones), confirmando lo que empezaba a apuntar en las categorías inferiores de la Roja y en los cuatro ratos donde tuvo continuidad en el equipo blue. Ahora, en un momento en el que se encuentra, de nuevo, lesionado, es el momento de apostar por él.

Sí, el año que viene acaba contrato y 5 kilos, cantidad que pide el conjunto inglés, pueden parecer demasiados. A mi, viendo su nivel de los últimos meses, me parecen hasta pocos de un jugador llamado a ser el sustituto natural de Busquets. Un mediocentro defensivo moderno, que roba pero que también distribuye y con solo 22 años.

Su aportación al juego ché se ha demostrado cuando no ha estado, sirviendo como ejemplo los dos últimos partidos, donde Javi Fuego, contra el Betis y el Sevilla, ha dejado patente sus carencias para organizar el juego. Tantos años buscando al reemplazo de Albelda, con jugadores como Gago, Topal o Maduro y ahora que tenemos “en plantilla” a Oriol, hay que ficharlo.

Considero casi imperativo que Romeu sea por 3 kilos o por 5, siga formando parte de la plantilla ché después del final de esta campaña. El club no puede renunciar a este futbolista por pagar, por ejemplo, 2 millones menos de los solicitados, porque luego vendrán los lamentos por parte de la directiva valencianista. No hay “Romeus” en el mercado por precios tan asequibles. Rufete, ¡fíchalo!

 

Jorge Farrés (@jorgefarres)