Salvo: “Parece que Rus tenga una bola de cristal, debería tener más cuidado”

Amadeo Salvo no escondió su incomodidad por las declaraciones del presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, respecto a sus opciones para hacerse con la presidencia del Valencia. “Parece que Alfonso Rus tenga una bola de cristal, o la debe tener. Personalmente le tengo aprecio, le conozco desde hace años, pero tendría que ser un poco más elegante con la gente que trabajamos muchísimas horas en el Valencia, sin cobrar y dando la cara”, dijo el dirigente en una entrevista concedida a Gestiona Radio Valencia.

Salvo insistió de nuevo en que no trae de su mano a ningún comprador: “Si alguien es juez y parte, no es el Valencia. Sí lo es Bankia, por ejemplo, que inició el proceso. El Valencia defiende a la entidad y a otros miles de accionistas, no Bankia”, recalcó el empresario. “El presidente del Valencia está con los brazos abiertos con aquellas propuestas que revise el Patronato. Defenderé la mejor propuesta y no me postulo con ninguna”, añadió.

Volvió a incidir en que la postura adoptada por Rus no es demasiado diáfana: “Que tenga un poco de cuidado: la gente puede empezar a pensar que ocupa su cargo político para decantar la balanza hacia algún lugar. Hay inversores que vienen de todas partes y oyendo esto pueden pensar que está usando su cargo político en el proceso”.

El presidente blanquinegro asegura que “alguien está despreciando el poder del valencianismo” en el desarrollo del proceso de venta. “Hay que respetar al valencianismo. Estamos aquí en un momento difícil, sin arrojar la toalla. Esa será la postura que defienda el consejo, y si no es así seremos los primeros en denunciarlo”, aseveró.

EL PROCESO PUEDE ALARGARSE PARA QUE SE HAGA “BIEN”

Salvo aprovechó para destacar el número de propuestas existentes, algo que puede dilatar el proceso unas semanas más: “Hay siete inversores que han presentado oferta. El papel es muy sufrido. Hay que revisarlas. Seguramente haya que llamar a los ofertantes para entrevistarse con ellos. No hay que tener prisa. Es la última oportunidad que tenemos. Si no acertamos, el Valencia puede desaparecer. Tenemos que hacer las cosas bien, da igual el 24 de mayo que el 21 de junio”, explicó.

“Nos responsabilizamos de que esto sea por bien del Valencia. Que en la medida de lo posible se mantenga consejo valenciano, que se mantengan los símbolos y se asegure una garantía de futuro. Las prisas en una operación de tantos millones de euros son malas consejeras”, comentó a continuación.

El proceso de venta podría no terminar en las fechas previstas: “Hay unas fechas que se dieron, el 21 de abril, pero visto la cantidad de ofertas, documentación y cantidad de entrevistas personales que deben hacerse con cada uno, hay que ser prudentes y no tener prisa”.

El dirigente lanzó un ‘dardo’ a dirigentes anteriores en sus comentarios: “Hemos pasado cuatro o cinco años de calvario, transacciones desastrosas, una ampliación de capital que cada uno puede calificar como quiere. Vamos a hacer una operación profesional, el Valencia está bien asesorado por Pricewaterhouse Coopers, también la Fundación y vamos a consultar al valencianismo”, recordó.

OPTIMISMO EN LIGA Y EUROPA LEAGUE

En el ámbito deportivo, el presidente dijo tener confianza de cara al choque ante el Valladolid: “Hay que pelearlo, ir partido a partido y dejar de hacer cálculos. Son muchos golpes y afecta al fútbolista. Espero que se rompa la mala racha”, dijo respecto a la recta final en Liga.

Por último, avanzó una campaña del club esta semana para intentar crear un ambiente de remontada el jueves ante el Basilea: “Habrá precios populares y alguna cosa más para animar a la afición, pero los aficionados deben animarse simplemente con la esperanza de levantar la eliminatoria. He visto muchos 5-0 en Mestalla”, sentenció.

Foto: Lázaro de la Peña / VCF